1 2

Cibeles: jornada de diseño revolucionario como ‘fin de fiesta’

La pasarela madrileña cierra sus puertas a las presentaciones para la primavera-verano de 2006

Publicidad

Vestido de noche en seda blanca y naranja con amplios volúmenes de la colección, presentada por primera vez en Cibeles, de la cordobesa Juana Martín.
Pulse sobre la imagen para ampliarla y para ver más fotos

Se acabó. Tras cuatro días de desfiles, la Pasarela Cibeles llega a su fin. Y lo hace, como es habitual, con las presentaciones de los denominados ‘jóvenes diseñadores’, aunque en su programa se incluye nuevamente al célebre Antonio Alvarado, que tantos éxitos ha cosechado desde la década de los 80.

Comenzó el día con el psicodélico desfile del mallorquín José Miró, que volvió a demostrar ser uno de los diseñadores con un futuro más prometedor. Su nueva colección aúna tradición y vanguardia, con diseños en líneas entalladas, tejidos fluidos y artesanales bordados. Además, consigue dotar a sus diseños de mucha luz y pulcritud, con una paleta de colores neutros con matices áridos y envejecidos, aunque también se vieron detalles en verde y azul. Sobre su pasarela, destacó la presencia de la modelo Helena Barquilla, una de las maniquíes españolas más emblemáticas e internacionales de la década de los 90.

Tras José Miró, llegó el turno de Juana Martín, diseñadora que ha revolucionado el diseño de moda flamenca, y que debuta en Cibeles con su colección para la primavera-verano de 2006. La creadora cordobesa rompe con los convencionalismos y, aunque sus diseños incluyen los tradicionales volantes y flecos, incorporan cortes propios de vestidos de noche, aires étnicos, transparencias y encajes. Asimismo, un cierto gusto por el estilo ‘Ad Lib’, pero fusionado con esencia andaluza, llenó su pasarela de cálidos aplausos. Y, como estrella invitada de su pase, la ex ‘Miss España’ Eva González.

Otra debutante en Cibeles, ha sido la mallorquina Carmen March. Su colección para el próximo verano se inspira en la esposa de Napoleón I, Josefina. Así, el estilo tan característico y revolucionario de esta emperatriz queda patente en sus propuestas, con magistrales vestidos de línea imperio, escote redondo, manga globo y tejidos muy vaporosos. Libertad de líneas sin las ataduras propias de las formas encorsetadas (algunos cortes se declinan por la línea trapecio), que sirve de hilo conductor para sus propuestas.

Por su parte, Jorge Vázquez juega con la contraposición de prendas de corte masculino, con otras muy femeninas, en una colección donde un estilo chic muy elegante fue la nota predominante de todos sus diseños. Líneas marineras y muy favorecedoras, creadas a partir del trabajo en seda rústica, bambulas de seda, algodón y lino metalizado.

En el ecuador de la última jornada se pudieron ver las creaciones de Anke Schlöder; unos diseños muy coloristas, con ricos bordados y originales estampados geoemétricos. La diseñadora alemana remarca los hombros con grandes volúmenes, mientras que opta por las cinturas ceñidas.
Tras ella, presentó su colección el madrileño Juanjo Oliva. En esta ocasión, el genial diseñador se inspira en Nueva York, en sus fiestas, en su gente, en su estilo urbano... Comenzó con diseños en tonos tierra que combinan el look aventurero con cortes muy femeninos en faldas y boleros. Poco a poco, su colección fue volviéndose mucho más glamurosa con vestidos de noche de ensueño, con largas faldas y escotes muy pronunciados.

Cibeles se cerró con los desfiles de Carlos Diez, Ion Fiz, Antonio Alvarado y David Delfín.

1 2

Prohibida su reproducción total o parcial. ©2006 Hola, S.A.