Daphne Selfe, una 'top model' de 73 años

Ha sido contratada como imagen de la firma Dolce & Gabbana

Daphne Selfe practica yoga y lleva una vida muy sana.
Pinche en la imagen para ver más fotografías.

Domenico Dolce y Stefano Gabbana, Dolce & Gabbana, en uno de sus últimos desfiles, saludan junto a Gisele.
Pinche en la imagen para ver más fotografías.

¿Quién ha dicho que en el mundo de la moda sólo triunfan las jóvenes? ¿Quién aventuró que una modelo no tiene nada que hacer tras cumplir los 30 años? Pues quien lo haya dicho se equivoca.

Últimamente, las ‘top models’ que triunfaron en la década de los 90 demostraron que, a pesar de estar en la treintena, seguían conservando todas las virtudes necesarias para triunfar. Pero, ahora, la británica Daphne Selfe ha dejado claro que la profesión de modelo no tiene edad. Con 73 años, esta abuelita de mirada tierna y sonrisa inocente ha fichado por la firma Dolce & Gabbana como imagen nada más y nada menos que de su línea de ropa joven. Un contrato que asciende a los 64.500 euros (más de 10 millones de pesetas).

Calzando unos botines de aguja, con minifaldas extremas, vaporosas blusas, amplios escotes... Así es como se la podrá ver en los catálogos y publicidades de la marca italiana a partir del próximo mes de julio de 2002. En las fotografías, tomadas por el prestigioso Mario Testino, Daphne posa junto a una niña de dos años, una adolescente y otra modelo de edad más ‘común’ en la profesión, ya que, como dicen los responsables de la firma, esta nueva colección está inspirada en la familia.

Varios años como modelo

Aunque este trabajo le ha servido para alcanzar la fama internacional, lo cierto es que Daphne lleva trabajando como modelo desde los 19 años. De hecho, ha sido imagen de las firmas Kellog’s, Berketex y Dannimac, por citar algunas. Y, además, ha posado en muchos reportajes fotográficos de algunas de las revistas más importantes del mundo.

No obstante, su familia siempre ha sido su principal ocupación. De su matrimonio en 1948 con el director de televisión Jim Smith, que falleció en 1997, nacieron tres hijos: dos niños, Mark (1955) y Clare (1957), y una niña, Rose (1959). Seguramente, estén muy orgullosos del sorprendente éxito de su madre, que a sus 73 años posee una excelente figura y mucha agilidad, gracias, sin duda, a que lleva una vida sana y saludable, y que encuentra en el yoga su mayor fuente de vitalidad.

Prohibida su reproducción total o parcial. ©2006 Hola, S.A.