Twiggy, algo más que la primera 'top'

Su estilo, que vuelve con fuerza, es uno de los más imitados desde los años 60

Twiggy revolucionó el mundo de la moda con su particular forma de vestir y su corte de pelo.
Pinche en la imagen para ver más fotografías.

Audrey Marnay, a la izquierda, y Kate Moss, a la derecha, son dos de las modelos que han revivido esta imagen décadas después.

Muchos diseñadores se han inspirado en este estilo. En la foto, una imagen de la última campaña de Calvin Klein, con Natasha Vojnovic.

Quizá muy poca gente sepa quién es Leslie Hornby. Sin embargo, por el nombre de Twiggy sí que es reconocida, ya que se trata de la primera top model de la historia. Esta joven inglesa, nacida el 19 de septiembre de 1949, consiguió, siendo adolescente, ser la modelo más conocida en todo el mundo durante la década de los 60. Sin duda, aunque actualmente haya abandonado su carrera como maniquí, su look y estilo vuelven con fuerza inusitada.

Twiggy tenía una imagen muy particular que actualmente sigue inspirando a los grandes creadores de moda. Llevar el pelo rubio platino, muy corto y engominado, con raya a un lado, fue una de sus características más definitorias, que consiguió gracias a los consejos del estilista Vidal Sassoon. En cuanto a su estilo vistiendo, siempre se recordará a esta pequeña modelo, que mide aproximadamente 1,67 metros de altura, con vestidos cortos, minifaldas de Mary Quant, gafas grandes, pestañas postizas, ojos muy maquillados y medias a la altura de las rodillas, a rayas y de llamativos colores.

A parte de estos detalles, su físico delgado y de eterna adolescente supuso una revolución, ya que hasta entonces los cánones de belleza tenían como modelo a seguir a mujeres de cuerpos curvilíneos, como el de la mítica Marilyn Monroe. Algunas de las maniquís que décadas después han revivido este ‘estilo Twiggy’ son la británica Kate Moss y la francesa Audrey Marnay. Aparte de ser mujeres de poco peso, tampoco sobrepasan el 1,70 metros de altura.

Una exitosa carrera
Twiggy ha sabido sacar partido de su fama: minúsculas muñecas que reproducen a escala su físico y su cara, una línea cosmética con su nombre (recientemente sacó a la venta una línea de aromaterapia), libros biográficos... Cualquier producto relacionado con esta británica ha arrasado en el mercado.

A finales de los 60, decidió retirarse del mundo de la moda. Sin embargo, siguió trabajando en el mundo del espectáculo, desarrollando distintas facetas. El cine fue otro terreno donde fue muy reconocida. De hecho, llegó a ganar, en 1971, dos Globos de Oro, como “Mejor actriz” y como “Promesa Revelación”. En su haber cuenta con más de una veintena de películas, destacando títulos como Club Paradise (1986) y The Blues Brothers (1980).

Además, y sin dejar de sorprender, ha dejado claro que es una mujer polifacética, ya que también ha grabado varios discos musicales (When I Think of You, Over and Over, Twiggy y Please Get My Name Right) y ha escrito varios libros como, por ejemplo, el titulado Twiggy: How I Probably Just Came Along on a White Rabbit at the Right Time and Met the Smile on the Face of the Tiger (Twiggy: Cómo probablemente conseguí ser conejo blanco en el momento oportuno y me encontré con la sonrisa en la cara del tigre).

Prohibida su reproducción total o parcial. ©2006 Hola, S.A.

  

Publicidad

Boletines y alertas

Tu e-mail :

Y además...

Los blogs más destacados

Recorrido musical

Alrededor del mundo

Lo más visto