La 'Reina Gran Talla 2001', Matilde Anglada: "La gordura no está reñida con la elegancia"

Jamás pensó que llegaría a ser modelo, una profesión a la que ha accedido precisamente por pesar 100 kilos

Matilde Anglada, que cederá la corona el próximo 25 de enero, está casada y tiene una niña de 7 años.

Sobre una pasarela, la vida por encima de la talla 36 existe. Lo demuestran las modelos de tallas grandes, cada vez más habituales. Uno de los últimos eventos a favor de las mujeres que rebasan las medidas convencionales fue la elección de la Reina Gran Talla 2001, que ganó la catalana Matilde Anglada, de 30 años. Sus virtudes son poseer un rostro bello y un peso que alcanza los 100 kilos, una medida que no la acompleja porque, como ella dice, “la gordura no está reñida con la elegancia”.

Alcanzar el título de Reina Gran Talla 2001 supuso para Matilde un cambio radical en su vida. Hasta ese momento, esta mujer, casada con un futbolista y madre de una niña de 7 años, se dedicaba a las labores domésticas. Tras la coronación, esta guapa catalana comenzó a recibir continuas ofertas de trabajo como modelo, una profesión que le era desconocida y que ya la ha llevado a desfilar en la Pasarela Gaudí y para importantes firmas, como Maximoda y Cabotine, entre otras.

El próximo 25 de enero, Matilde cederá su corona a la Reina Gran Talla 2002. Como en cada edición de este certamen, que lleva nueve años celebrándose, se reunirá a aquellas 12 afortunadas que han resultado vencedoras en las semifinales mensuales. De momento, ocho participantes ya son conocidas. Éstas, para poder participar, han tenido que adaptarse a una serie de requisitos, como tener elegancia innata, poseer una talla superior a la 48 y ser mayores de edad.

Prohibida su reproducción total o parcial. ©2006 Hola, S.A.

  

Publicidad

Boletines y alertas

Tu e-mail :

Y además...

Los blogs más destacados

Recorrido musical

Alrededor del mundo

Lo más visto