La reina 'coronó' a Máxima con la tiara de su boda

La princesa de Orange llevó el día de su enlace las mismas joyas con las que se casó la soberana Beatriz de Holanda

La futura reina de Holanda adornó el vestido de novia con una tiara, unos pendientes y una pulsera de diamantes. Pinche en la fotografía para ver más imágenes.

Máxima Zorreguieta llevó los mismos pendientes que la reina Beatriz el día de su boda.

La novia lució una fina pulsera de diamantes engarzados en platino.

En una boda de cuento, como la que ha celebrado el pueblo holandés, no podían faltar las piedras preciosas para poner más brillo, si cabe, a una novia deslumbrante. El diamante, material por excelencia de todas las reinas, lució en todas las piezas que llevó Máxima Zorreguieta el día de su enlace con el príncipe Guillermo de Holanda.

Una espectacular tiara, unos sencillos pendientes y una fina pulsera fueron las tres piezas elegidas por Beatriz de Holanda y por la futura reina para adornar el traje de novia que Valentino diseñó para ella. En uno de los viajes que la soberana holandesa y Máxima hicieron a Italia para que ésta se probase el vestido, llevaron distintas joyas de la corona para elegir con el diseñador cuáles eran las más apropiadas para el día de la boda.

Sobre el cabello, recogido en un moño, la princesa lució una valiosísima tiara, que pertenece a las joyas de la corona de Holanda. Esta magnífica obra de joyería está formada por una estructura o base de oro blanco con incrustaciones de diamantes, de la que salen hacia arriba cinco flores con forma de estrella que combinan a la perfección con el conjunto.

Esta estructura de diamantes la lució la reina Beatriz el día de su "coronación", aunque para la ocasión sustituyó las cinco estrellas con forma de flores por cinco conjuntos de diamantes y perlas. Las estrellas de diamantes las ha utilizado la soberana en otras ocasiones, como el día de su boda con el príncipe Claus Von Amsberg; también las ha lucido en diferentes situaciones como broche.

Máxima, que ha demostrado tener un gran estilo, puso color a su peinado con una corona en la que se combinaban piezas que había llevado la reina Beatriz en dos de los días más significativos de su vida, el de su boda y el de su "coronación". Un gran detalle de la soberana, aunque ésta no ha sido la primera ocasión en la que la reina Beatriz comparte con Máxima algunas de las piezas de su colección de joyas.

Además de la espectacular tiara, la novia acompañó el sencillo vestido con unos pendientes largos, formados por un hilo de brillantes terminados en una lágrima de diamante; los mismos que llevó la soberana holandesa el día de su boda.

Y finalmente, Máxima adornó su muñeca con una pulsera de diamantes engarzados en platino. Piezas muy sencillas, pero de una gran belleza, pusieron brillo a un día mágico para la realeza.

Boda de la princesa Máxima Zorreguieta.

Coronación de Beatriz de Holanda.

Boda de la reina Beatriz de Holanda.

Prohibida su reproducción total o parcial. ©2006 Hola, S.A.