Cabezas a cubierto

Gorras, sombreros y pañuelos le dan al hombre una imagen más juvenil, chic y desenfadada

Camel Active propone gorras con visera en tonos pasteles que dan al hombre un toque deportivo, y además le hacen adaptarse a las últimas tendencias.

Hasta la primera mitad del siglo XX, los sombreros constituían un complemento indispensable en la indumentaria masculina. Sin embargo, en las décadas de los 60 y los 70, cubrirse la cabeza dejó de ser habitual, ya que la innovación en los peinados, cada vez más personales, adquirió protagonismo frente a cualquier objeto que pudiese ocultarlos.

Años después, cubrirse la cabeza volvió a estar de relativa moda, principalmente con la adopción para llevar por la ciudad las gorras de béisbol o de caza.

En la actualidad, se está nuevamente generalizando el uso de complementos para que los hombres se cubran la cabeza.
Las gorras con visera -típica de los trabajadores de principios de siglo o de los jugadores de béisbol- la plana gorra de tweed -se utilizaba para cazar, montar o ir de pesca- o gorros “tipo ganster” se combinan para dar un toque más chic al look masculino, que rompe la seriedad a la que estaba sometido durante décadas. Además, junto a estas modalidades de complementos, un simple pañuelo atado a la cabeza al estilo pirata suele ser una baza muy divertida para todo hombre al que le guste mostrar un espíritu desenfadado y juvenil.

Camel Active, Vivian Westwood, Jean Paul Gaultier, Armand Basi, Kenzo o Hermès son algunas firmas que han apostado por el uso masculino de estos complementos.

Vivian Westwood.

Jean Paul Gaultier.

Hermès.

Camel Active.

Armand Basi.

Prohibida su reproducción total o parcial. ©2006 Hola, S.A.