Bien ceñido

Ancho y con o sin hebilla, el cinturón es uno de los accesorios estrella de la temporada

Principalmente se llevan muy anchos.

El truco es ceñirlos muy bien a la figura.

Aunque siempre ha estado presente en el guardarropa femenino, el cinturón pasa por uno de sus momentos de gloria. Un accesorio tan antiguo que ya aparece dibujado en las pinturas rupestres, cumple con diferentes funciones: atar, ceñir, unir, reforzar, sujetar o simplemente decorar.

Tanto en sus medidas como en los materiales en los que se muestran sus diseños, no hay límites. Todos los diseñadores han creado colecciones de ropa para este invierno en las que muestran ostentosamente algún tipo de ceñidor, incluso en gran tamaño, sobre piezas como chaquetones y abrigos, otorgándoles de este modo el estatus de estrella.

Dentro de la gran variedad en la que se presentan los cinturones actuales, se encuentra la modalidad de 'camuflaje', en la que van forrados del mismo tejido que la prenda sobre la que se van a ceñir, mostrándose discretos y dejando que destaque solo la hebilla. También se pueden verse cinturones con única función decorativa, como por ejemplo, aquellos formados por discos de metal y sujetos por cordones de cuero sobre un abrigo de piel.

Otra de las cualidades de estas nuevas colecciones de cinturones es que no guardan necesariamente relación con el calzado o el bolso; son piezas que tienen su propia personalidad y el que mantengan una cierta armonía con otros complementos o vayan a juego es una simple cuestión de gustos.

Balmain

Celine

Felipe Varela

Roberto Torreta

Versolato

Prohibida su reproducción total o parcial. ©2006 Hola, S.A.

  

Publicidad

Boletines y alertas

Tu e-mail :

Y además...

Los blogs más destacados

Recorrido musical

Alrededor del mundo

Lo más visto