Bolsos de 'sushi' (no comestibles)

Una marca italiana lanza una línea de bolsos inspirada en la tradicional comida japonesa

El negro con matices de distintos colores, como el rojo y el naranja, dan color a la colección.

Los modelos llevan serigrafiado el logotipo de la firma en diversos sitios.

El aroma oriental que inundó el mundo de la moda hace unos años persiste. El sushi -el tradicional plato japonés- también deja su sello en la tendencia, pero en esta ocasión no se nos presenta como pequeños cilindros de arroz y pescado envueltos en una hoja de alga, sino como un bolso. Y es que la marca italiana de complementos Mandarina Duck se ha inspirado en la cocina japonesa para crear su nueva colección de complementos.

La recién creada línea Sushi de bolsos, va dirigida, según indican en Mandarina Duck, a "una mujer elegante, sofisticada y dinámica". Estas potenciales clientas podrán disfrutar de una colección en la que se mezclan distintos tamaños y modelos, que pueden ser con o sin tapa, con una o dos asas, aunque siempre con las bandoleras alargables.

Como detalles característicos, Mandarina Duck ha dotado a todos sus bolsos de un curioso detalle denominado just in case, un pequeño espejo de bolsillo sujeto en el interior que puede tener mucha utilidad.

Para los modelos de la línea Sushi, que pueden adquirirse tanto con cierre de cremallera como de imán, la compañía italiana ha elegido como elementos principales para su confección el nylon, que se utiliza en el forro, y la piel suave con brillo, que se impermeabiliza y se trata para que no se estropee por algún rasguño. Estos materiales se colorean con tonos como rojo, marrón oscuro, verde cedro, anaranjado y el negro.

Mandarina Duck, que también comercializa ropa y maletas, entre otros productos, intenta imprimir su sello personal en cada modelo. Para ello, ha recurrido a técnicas de serigrafiado con tinta metalizada que reproduce el logotipo en distintos lugares del bolso.
Parece ser que la utilización de letras y dibujos en los diseños ha revolucionado el mundo de la moda. Louis Vuitton demostró que no sólo los diseñadores se entusiasman con los diseños en los que se utilizan letras, dibujos y garabatos. También el público se cautiva con esta nueva moda. La colección de bolsos primavera-verano 2001 de la firma francesa diseñada con graffitis se agotó rápidamente en todo el mundo.

Prohibida su reproducción total o parcial. ©2006 Hola, S.A.