Moda » actualidad

Adolfo Domínguez nos enseña a cuidar la ropa (Capítulo I)

"Las prendas de punto han de ser envueltas en una toalla y dejarlas en una superficie plana, nunca sobre radiadores o directamente al sol"

Adolfo Domínguez

"Conviene familiarizarse con las fibras textiles, conocer las características de cada una, así como reconocer la simbología que aparece en las etiquetas de las prendas para personalizar el cuidado de cada prenda", asegura el diseñador.
Normas básicas
1.- No dejes que ninguna prenda se ensucie demasiado.
2.- No la guardes húmeda.
3.- Clasifica la ropa según los símbolos de conservación, esto te dará ventaja en un momento de prisa.

Lavado
1.- Dejar los bolsillos vacíos, volver las mangas del revés, desabrochar los botones, levantar los cuellos y cerrar las cremalleras antes de lavar la ropa.
2.- Introducir las prendas delicadas dentro de una malla o la funda de una almohada.
3.- Separar las prendas que tengan algún detalle (botones, hebillas, cremalleras, etc.) que se pueda oxidar.
4.- Quitar la mancha de óxido con un producto adecuado antes de lavar la pieza.
5.- Seguir las indicaciones de uso y dosificación del jabón o detergente.
6.- Hacerlo siempre por debajo de la temperatura indicada como máxima.

Lavado a mano
Adolfo Domínguez recomienda el lavado a mano en las prendas con varios colores, estampados, punto o que merezcan un trato delicado.
1.- En los primeros lavados el agua puede tomar color, por lo que hay que lavar la prenda individualmente.
2.- Siempre en frío y sin dejar tiempo en remojo.
3.- Disolver el jabón o detergente antes de introducir la prenda.
4.- Nunca frotar o estrujar la ropa y aclarar abundantemente.

Secar y planchar
1.- Para evitar que se deformen hay que doblar las prendas pesadas.
2.- No colgar al sol ni al viento fuerte, especialmente la ropa de color.
3.- En tendederos interiores ponerla en una corriente de aire.
4.- Las prendas de punto han de ser envueltas en una toalla y dejarlas en una superficie plana, nunca sobre radiadores o directamente al sol.
5.- Las prendas que se puedan deformar han de estirarse al secar para que recuperen la forma.
6.- Si se baja la temperatura de la plancha hay que esperar unos minutos.
7.- Conviene planchar con la ropa ligeramente húmeda.
8.- Vigilar si queda algún resto en la plancha antes de que ésta se quede fría y retirarlo con un trapo húmedo.

Prohibida su reproducción total o parcial. ©2006 Hola, S.A.