1

El estilo siniestro de Gucci triunfa en Milán

Tom Ford, diseñador de la firma, mostró una colección monopolizada por el negro

Diana Gärtner estuvo entre las maniquís que participaron en el desfile de Gucci.
Pinche en la imagen para ver más fotografías.

Parte de la colección se inspiró en Japón.

Una atmósfera de misterio se apoderó de la pasarela milanesa durante el desfile de la firma Gucci. Su diseñador, Tom Ford, transformó a sus maniquís en seductoras vampiresas con los ojos muy pintados y el pelo alborotado. Este siniestro look se acentuó por el uso de complementos de cruces y gargantillas de cuero y por la elección del color negro como protagonista absoluto de la colección.

Para el próximo otoño de 2002, Tom Ford propone prendas de hechuras asimétricas y que se ciñen en la cintura, estilizando el cuerpo de la mujer. También son estrechos los pantalones, aunque algunos cortan el bajo con forma de campana, pero de forma muy sutil. Por su parte, las mangas de chaquetas, abrigos, blusas y camisas son muy amplias y recuerdan a la vestimenta tradicional japonesa.

El diseñador tejano apuesta por una mujer muy sexy, que lleva amplios escotes en pico, o más romántica, con el uso de holgadas blusas con escote barco. No obstante, estas clientas de Gucci son más recatadas en cuanto a la longitud de las faldas, que nunca se acortan más allá de las rodillas, llegando al suelo y prolongándose con cola en los vestidos de noche.

Parece ser que el éxito de esta colección está asegurado, y así lo han afirmado los críticos presentes en el desfile. De hecho, han catalogado estas propuestas como "grandiosas y muy comerciales".

1

Prohibida su reproducción total o parcial. ©2006 Hola, S.A.

  

Publicidad

Boletines y alertas

Tu e-mail :

Y además...

Los blogs más destacados

Recorrido musical

Alrededor del mundo

Lo más visto