1

Antonio Miró inaugura el Salón Gaudí con Esther Cañadas como modelo estrella

Una vez decidido que habrá un único certamen de moda en España, la pasarela barcelonesa arranca dispuesta a convertirse en su escenario

Esther Cañadas, irreconocible, desfiló con una peluca morena y con su perrito en brazos. Pinche sobre la foto para ver más imágenes.

El modisto catalán ha inaugurado el Salón Gaudí en Barcelona, que hasta el jueves 7 de enero mostrará un total de 22 desfiles individuales y 4 colectivos con todas las tendencias para el otoño-invierno 2002-2003. Y para abrir este certamen de moda, Miró ha contado con la presencia de la espectacular modelo Esther Cañadas, que regresa de este modo a la pasarela tras un largo tiempo retirada de ella. Miró gustó tanto con su colección masculina, para la que contó con la presencia de un guapísimo Jordi Mollà, como con las propuestas femeninas. Ambas colecciones se sustentaban en la sobriedad, su mejor baza.

Esta edición el salón se celebra en la sala Barcelona 92 del Palau Sant Jordi. Y en este marco, además de los diseñadores habituales, como Antonio Miró, Totón Comella, Josep Font, Armand Basi y Lydia Delgado, volverá a desfilar Joaquím Verdú, que regresa a Barcelona después de un largo compromiso con la Pasarela Cibeles. También presentarán su trabajo un buen número de diseñadores jóvenes, entre los que destacan Josep Abril, Konrad Muhr y Mireya Ruiz.

Y junto a diseñadores de lujo, no puede faltar un importante elenco de modelos. Erin O’Connor, Diana Gärtner, Esther Cañadas, Eugenia Silva, Verónica Blume, Martina Klein y Laura Sánchez, entre otras, darán vida a las nuevas propuestas de moda para el próximo otoño-invierno.

Los nuevos diseños son los protagonistas de todos los certámenes de moda, pero en esta ocasión, el salón Gaudí está marcado, además, por el fuerte incremento del presupuesto por parte de la Generalitat de Cataluña y por la polémica desatada entre Madrid y Barcelona por la ubicación de la Pasarela Internacional.

Un paso más hacia la pasarela única
El jueves pasado, los diseñadores que están presentes en Cibeles y Gaudí dijeron sí a una única pasarela internacional en lugar de los dos salones que se celebran actualmente. Ahora la pregunta es qué ciudad albergará el certamen de moda español: Madrid, Barcelona u otra ciudad. Por el momento, esta decisión está amparada por el Gobierno y por los 48 millones de euros que destinará para ponerla en marcha.

De momento, se desconoce qué ciudad servirá como trampolín internacional del diseño español, porque los diseñadores han decidido poner el dilema en manos de expertos. Se han encargado cinco estudios a consultoras internacionales de las ciudades con más tradición del sector como Milán o París. Aunque estos resultados no serán vinculantes, servirán para ayudar a tomar una decisión. Hasta que ésta llegue, esta semana, Barcelona elevará a lo más alto la moda española.

1

Prohibida su reproducción total o parcial. ©2006 Hola, S.A.

  

Publicidad

Boletines y alertas

Tu e-mail :

Y además...

Los blogs más destacados

Recorrido musical

Alrededor del mundo

Lo más visto