Bernard Arnault vaticina el fin de Yves Saint Laurent como marca de Alta Costura

Sin nombrarlo, compara al Grupo Gucci, dueño de la casa francesa, con una cadena de comida rápida

Bernard Arnault: "Somos testigos de varios relanzamientos de marcas en las que el marketing sustituye a la auténtica creatividad". Pinche en la foto para ver más imágenes.

Tom Ford es el director creativo del Grupo Gucci, dueño de Yves Saint Laurent.

París está revolucionado tras el anuncio de Yves Saint Laurent de abandonar la moda. Unas voces han vaticinado el fin de la Alta Costura, mientras que otras aseguran que sigue viva y pujante; todo ello en plena temporada de desfiles, con la pasarela de los couturiers a pleno rendimiento.

Unas de las declaraciones que más han dado que hablar estos días fueron las de Bernard Arnault, presidente del imperio LVMH, un sólido conglomerado del lujo que ha sabido relanzar tres prestigiosas casas de costura: Christian Dior, Givenchy y Christian Lacroix.

En una entrevista concedida al diario francés Le Figaro, Arnault sugirió que el Grupo Gucci, dueño de la marca Yves Saint Laurent, no continuará con su división de Alta Costura tras la retirada de su mítico diseñador. "La marca perderá así su privilegiado estatus como marca de costura", dice. "Pero la costura -prosiguió Arnault- legitimiza una marca como Dior, por ejemplo. Y es gracias a ella por lo que Galliano puede demostrar y desarrollar sus ideas hasta el límite. Pero si cortas esa raíz y dejas de hacer Alta Costura, todo el árbol se atrofiará", dijo.

En clara alusión a Gucci y a su director creativo, Tom Ford, aunque sin nombrarle, Arnault se lamenta de lo que él considera la comercialización de la moda. "Somos testigos de varios relanzamientos de marcas en las que el marketing sustituye a la auténtica creatividad. Esas experiencias me hacen pensar en lo que habría sido del legendario restaurante Tour d'Argent si hubiera sido dirigido por una cadena de comida rápida", aseguró.
De todos es conocido el largo enfrentamiento entre Arnault y François Pinault, dueño del imperio Pinault Printemps Redoute (PPR), y socio mayoritario del Grupo Gucci, marca por la que ambos hombres de negocios han estado peleándose durante años en los tribunales.

Para terminar sus declaraciones, Arnault dijo: "¿Se terminó la pintura tras la muerte de Matisse? La Alta Costura continuará en el siglo XXI con los grandes couturiers, que son Karl Lagerfeld, John Galliano, Christian Lacroix, Jean Paul Gaultier y otros".

Prohibida su reproducción total o parcial. ©2006 Hola, S.A.