1

Boucheron: el arte hecho joya

Antiguos bocetos de la casa Boucheron.

Reloj de pulsera para se駉ra realizado en 1946.

Louis Boucheron, el hijo, que era en realidad ingeniero, licenciado en Derecho y juez en el Tribunal de Comercio, fue educado en la tradici髇 familiar y se puso al frente del destino de la casa. En 1930 abri otras sucursales en Londres y cre en Nueva York la 揃oucheron Company Incorporated.
Las exposiciones eran continuas, 揾asta que estall la Primera Guerra, se lamenta Alain, ya que entonces fueron detenidas todas las actividades; sin embargo a esta debacle le siguen 攍os a駉s locos, y Louis capta r醦idamente la audacia del cubismo, de los ballets rusos, de la abstracci髇 geom閠rica... El arte se mezcla y convive maravillosamente al lado de las m醩 incre韇les joyas.
Durante la Segunda Guerra Mundial de nuevo hubo un par髇, pero tras la liberaci髇 de Par韘, los negocios y la creaci髇 resurgieron con fuerza. En 1947, Boucheron expone en El Cairo, e interpreta la 閜oca de las plumas, los multicolores y de los 搒eparables, permitiendo a la mujer enjoyarse seg鷑 su estado de 醤imo, gracias a un juego de bisagras secretas. De este modo, los collares Boucheron se convierten en clips, brazaletes, diademas, adornos para el cabello...

Alain, como todos los miembros de la dinast韆, a quien su padre decidi entregar en los a駉s setenta las riendas del negocio, siempre ha vivido en el universo de la joyer韆. Ha colaborado con Lloyds en Londres y despu閟 en Nueva York, en Wall Street.
Reconoce que le encantan las fiestas, visitar exposiciones y coleccionar joyas antiguas. En su Casa de paredes de terciopelo verde, su color favorito, se dedica a la creaci髇, y en los 鷏timos a駉s ha redescubierto el cristal de roca y ha rehabilitado el lapisl醶uli, el coral, el ojo de tigre, el 髇ice, la turmalina... 攑orque lo que importa es el soporte y el dise駉, asegura Alain, demostrando su pasi髇 por las piedras de todo tipo y origen.
Finalmente, y como muestra de su entusiasmo para darse a conocer al gran p鷅lico, Boucheron ha presentado en poco tiempo varios perfumes para hombre y mujer en envases de clara inspiraci髇 joyera.
Casi tres horas despu閟, doy por terminada mi visita a este emblem醫ico lugar, cuna de las piezas m醩 impresionantes que pueda portar una mujer.

1

Prohibida su reproducción total o parcial. ©2006 Hola, S.A.