Francis Montesinos cierra la Pasarela Cibeles

El desfile del diseñador valenciano puso punto final a la última edición, con las propuestas de los jóvenes diseñadores y de Andrés Sardá

La modelo Laura Sánchez desfila con un diseño de Montesinos.

La última edición de la Pasarela Cibeles ha marcado las tendencias para la próxima primavera-verano 2002 unos días antes de que en nuestro país lo haga el Salón Gaudí y en Estados Unidos la New York Fashion Week.

Con las propuestas de los jóvenes diseñadores (Ailanto, Elisa Amann, Miriam Ocariz, Alma Aguilar, Yohuate...), en las que hubo de todo pero nada destacable (excepto, la de Spastor, premio L Oreal a la mejor, que fue entregado por Claudia Schiffer), terminó la gran cita madrileña de la moda.

Y si los jóvenes decepcionaron, no así el veteranísimo Francis Montesinos quien, después de casi medio siglo en la brecha, sigue con la misma pasión por la moda. Así quedó claro en la presentación de su colección, un espectáculo para el que contó con la gimnasta Almudena Cid (que desfiló con una cinta de gimnasia rítmica), Lola Greco, del Ballet Nacional, y dos bailarines del Ballet Nacional de Cuba (a los que admiraba desde la primera fila Alicia Alonso, autora de la coreografía.

Además, la miss Universo Deniss Quiñones, acompañada de las miss España de las últimas ediciones (Lorena Bernal, Helen Lindes y Lorena Van Herde) y los míster España Enrique Miranda y Pablo García, desfilaron a ritmo de flamenco- pop.

Ayudado con tan artístico cásting, Montesinos presentó un verano en el que, como siempre, está presente la influencia fallera de su tierra valenciana, pero con guiños a Cuba en unos estampados con motivos de vitolas de tabaco; hubo tambiién abundancia de flecos, ganchillo y volantes en combinaciones de rojo, naranja y granate y de amarillo, naranja y negro; y tela de toalla en faldas, pareos y bolsas.

Para mostrar a todos sus ganas de celebrar la gran fiesta de la moda, incluyó telas con su firma como único dibujo (en blanco y negro). Fiel nada más que así mismo, el diseñador valenciano utilizó todos los largos imaginables para sus faldas y pantalones, a pesar del predominio de microfaldas y minishorts en el resto de Cibeles. Fueron muy aplaudidos unos vestidos con punto de seda y, como casi siempre, cerró el desfile el de novia, una guapísima Estefanía Luyk cuyos padres, Clifford Luyk y Paquita Torres, no quisieron perderse la oportunidad de ver desfilar a su hija. Entre el público estaba también una radiante Massiel.

Prohibida su reproducción total o parcial. ©2006 Hola, S.A.

  

Publicidad

Boletines y alertas

Tu e-mail :

Y además...

Los blogs más destacados

Recorrido musical

Alrededor del mundo

Lo más visto