Agatha Ruiz de la Prada, una inyecci髇 a alegr韆 en Cibeles

La dise馻dora present, por primera vez en su carrera, ropa para hombre

Agatha Ruiz de la Prada saluda al concluir su desfile.

Como siempre, su colecci髇 supuso una inyecci髇 de alegr韆 en una primera jornada caracterizada por la contenci髇. Fueron muy aplaudidos sus trajes de ba駉 y sus pijamas bajo su extensa paleta de colores y con sus ya tradicionales estampados (lunares, nubes, tulipanes y corazones) en los que sorprendi a algunos la inclusi髇 de huevos fritos, a pesar de ser un motivo que hace ya tiempo incorpor en su colecci髇 de cuadernos y carpetas.

Precedida por un 閤ito comercial sin precedentes, la dise馻dora, como ya hiciera en su colecci髇 para este oto駉-invierno, present una ropa m醩 comercial y ponible, con jerseys de rayas marineras y vestidos de un solo tirante, aunque sin olvidar esa originalidad que tanto nombre le ha dado. As, convirti a las modelos en hadas que transformaban bolsas de playa en faldas y pareos en mochilas y, por primera vez, present en Ciebeles ropa de hombre.

Pedro J. Ram韗ez, Alfonso de Salas, (director y editor del peri骴ico El Mundo), 羘gel Barutell (director de comunicaci髇 y relaciones p鷅licas de El Corte Ingl閟), y el juez G髆ez de Lia駉 se encontraban entre los invitados al desfile.

Prohibida su reproducción total o parcial. ©2006 Hola, S.A.