Pierre Cardin compra un castillo que perteneció al Marques de Sade

El modisto francés lo está restaurando y lo convertirá en un centro cultural

Pierre Cardin durante la fiesta que celebró en el castillo en honor al Marques de Sade.

Pierre Cardin es un diseñador visionario que lleva más de cuarenta años conquistando al mundo de la moda. Su carrera está marcada por multitud de invenciones e ideas originales. Lo que no sabemos es si el extravagante modista francés cree en fantasmas o no. La última adquisición del imperio Cardin ha sido un castillo medieval en el pequeño pueblo de Lacoste, en la región de la Provenza francesa.

La compra ha creado gran expectación, y no por el popular nombre del pueblecito de 400 habitantes o por el famoso comprador, sino por el último inquilino del que disfrutó el castillo: Donatien Alphonse François, Conde de Sade, más conocido por su nombre literario: Marques de Sade.

Tan ilustre y controvertido habitante adquirió el castillo como regalo de bodas por parte de su padre, lo habitó de temporada en temporada, lo convirtió en escenario de sus legendarias fiestas y de refugio cuando le perseguía la justicia. Así, la residencia del Marques de Sade se convirtió en una fuente de leyendas y misterios que recorrieron la región a toda velocidad.

Ahora Pierre Cardin ha comprado el castillo con toda su historia y leyenda por tan sólo 25 millones de pesetas. El modisto se dispone a restaurarlo del todo, y lo quiere convertir en un centro cultural de referencia para toda la zona. Pero el lugar debe tener algo mágico que invita a las celebraciones, ya que lo primero que ha organizado en el Cardin ha sido una fiesta en honor al Marques de Sade.

Prohibida su reproducción total o parcial. ©2006 Hola, S.A.

  

Publicidad

Boletines y alertas

Tu e-mail :

Y además...

Los blogs más destacados

Recorrido musical

Alrededor del mundo

Lo más visto