1

Chanel y Christian Lacroix, ovacionados en la pasarela de Alta Costura

Karl Lagerfeld rinde homenaje a Coco Chanel, mientras que Lacroix se inspira en el estilo español

Uno de los diseños de Chanel, diseñado por Karl Lagerfeld.

Uno de los diseños presentados por Lacroix.

Karl Lagerfeld buscó un original escenario para presentar su colección para Chanel: el patio de un colegio.

Aunque fue hace 30 años cuando el mundo de la moda se quedó huérfano debido a la muerte de la mítica Coco Chanel, su recuerdo se ha hecho aún más presente con la colección que Karl Lagerfeld presentó en París en el patio de un colegio. El diseñador alemán, que sustituyó a Coco al frente de la marca, revivió la línea clásica de la firma que imperaba hacia la década de los treinta. La sencillez de las creaciones se unía a una sofisticación sorprendente gracias al uso de las claves legadas por la fundadora de la casa, tales como el uso del tweed, los encajes, las perlas y el predominio de los colores negro, blanco y oro.

La fusión entre el legado de Coco y la maestría personal de Lagerfeld hizo que su desfile fuese uno de los más aplaudidos de los que hasta ahora se han presentado durante la semana de la Alta Costura otoño-invierno 2001-2002. Esta unión de dos grandes maestros del diseño y la confección creó una mujer esbelta, elegante, moderna y con clase. Junto a los colores ya citados, los chocolates, cremas y verdes teñían el tweed de las chaquetas cruzadas, la franela de los pantalones y el satén y chiffón, utilizados para la fabricación de otras prendas.

Y frente a todo este derroche de lujo y clase, una constante sirvió para englobar todo el desfile bajo el común denominador de la distinción que caracteriza al público preferido por Chanel. Todas las modelos llevaban pantalones. El maestro Lagerfeld uniformó sus creaciones con esta prenda que, incluso, se asomaba entre flecos de raso o bajo de faldas, independientemente de la longitud de éstas.

El triunfo de Lacroix

Ya quedó patente con la colección de Óscar de la Renta para Balmain: frente al gusto de muchos diseñadores por la estética oriental, la tradicional vestimenta española se propone sobre la pasarela como una de los estilos que más gusta. Y esto es lo que ha pasado con Christian Lacroix, que una vez más ha optado por incluir en sus creaciones volantes, lunares y peinetas con mantilla negra. Junto a este tributo a España, sus diseños también destilaban aroma a la Francia del siglo XIX.

Sus creaciones entusiasmaron al público y a la crítica que catalogó la colección como “la más fuerte" de todas las que se recuerdan. La elegancia nada ostentosa de las creaciones para el día, se volvía barroca y recargada para la noche. Lacroix propone pantalones de cuero con metal, corsés, túnicas de chiffon y capas multicolores de piel de zorro, entre otras cosas.

1

 Noticias relacionadas

Volver a inicio

Prohibida su reproducción total o parcial. ©2006 Hola, S.A.

  

Publicidad

Boletines y alertas

Tu e-mail :

Y además...

Los blogs más destacados

Recorrido musical

Alrededor del mundo

Lo más visto