1

Comienza la Alta Costura, el gran espect醕ulo de la moda

Las mejores modelos, los m醩 selectos dise馻dores y numerosos rostros famosos se dan cita en Par韘

El modisto italiano Valentino posa junto a las modelos al final de su 鷏timo desfile de Alta Costura en Par韘. A su derecha, la m醩 alta, destaca la modelo espa駉la Madelaine.

Catherine Deneuve y su hija, Chiara Mastroianni, son dos de las habituales.

Yemima Kahn y Salma Hayek en el 鷏timo desfile de la marca Versace.

Par韘 es una fiesta, y es que comienza la pasarela de Ata Costura, la mayor expresi髇 del arte de la moda. Se trata de la segunda cita anual con los grandes couturiers 杔a primera es en enero-, en la que se muestran las selectas creaciones que vestir醤 las mujeres m醩 glamourosas del mundo el pr髕imo oto駉.

Carrusel de famosos
La Alta Costura no s髄o es una de las citas m醩 importantes del calendario anual de moda; es tambi閚 todo un acontecimiento social, al que acuden numerosos rostros famosos para contemplar las colecciones y, al tiempo, para lucir palmito ante los cientos de fot骻rafos y c醡aras de televisi髇. Una de las habituales es Catherine Deneuve, invitada de honor en los desfiles de Saint-Laurent. Pero la lista de asistentes famosos es interminable, con nombres como Rosario Nadal, Nati Abascal, Marie Chantal de Grecia, Ren Zellweger, In閟 Sastre, Yemima Kahn, Salma Hayek...

Tener una silla reservada para poder presenciar en primera l韓ea el desfile de uno de estos maestros de la moda es un privilegio del que muy pocos pueden presumir: las plazas son limitadas, y entre clientas habituales (la mayor韆 no son conocidas), periodistas acreditados, otros especialistas en moda y famosos, el n鷐ero de invitados se dispara. Si, adem醩, el asiento reservado es en primera fila, el estatus de quien lo ocupa es sin duda muy importante.

Club de privilegiadas
La Alta Costura se diferencia del pr阾--porter en que cada vestido es confeccionado a medida y cosido a mano. Las clientas no sobrepasan las 300 en todo el mundo: un club de privilegiadas que llegan a desembolsar m醩 de 40 millones de pesetas al a駉 (unos 8 millones de d髄ares) por cinco o seis dise駉s que lucir醤 en contadas ocasiones.

En la Alta Costura muestran sus creaciones los 13 miembros de la Chambre Sindicale, que acreditan las estrictas condiciones exigidas para formar parte de la 閘ite del dise駉 de moda. Entre estos 13 couturiers se hallan las casas Dior, Chanel, Givenchy... Adem醩 de este grupo, Valentino y Versace tambi閚 tienen derecho a desfilar oficialmente bajo la categor韆 de miembros corresponsales. Y ya, sin ning鷑 apoyo institucional del gobierno franc閟 otras 20 firmas poco conocidas llevan a la pasarela sus creaciones.

Este a駉 se espera con verdadera curiosidad el desfile de la m韙ica casa Givenchy. La salida del anterior director creativo, Alexander McQueen, llev a la marca a suspender el desfile del pasado enero ante la decepci髇 de periodistas y asistentes. El actual dise馻dor es otro brit醤ico, Julien MacDonald, sobre el que hay puestas muchas esperanzas.

1

 Noticias relacionadas

Volver a inicio

Prohibida su reproducción total o parcial. ©2006 Hola, S.A.