Los Orange fueron recibidos con un caluroso aplauso que evidencia el apoyo de los holandeses, tras los dramáticos hechos acontecidos durante la celebración del Día de la Reina
Pulse sobre la imagen para ver las ampliaciones de las fotos

"Este año en especial nos sentimos afortunados por contar con la presencia de la Reina", afirmó el primer edil antes de ser interrumpido por una gran ovación del público

LA FAMILIA REAL DE HOLANDA, OVACIONADA EN EL HOMENAJE A LOS CAÍDOS

Los Orange fueron recibidos con un caluroso aplauso que evidenciaba el apoyo de los holandeses tras los dramáticos hechos acontecidos durante el 'Día de la Reina'

5 MAYO 2009
Solemne como todos los años, entusiasta como ningún otro con los Orange, transcurrió ayer el tradicional homenaje a los caídos durante la Segunda Guerra Mundial. Holanda no sólo rindió tribbuto a los héroes del conflicto armado; también, indirectamente, a los miembros de su Familia Real después del drama que vivieron el Día de la Reina. Sus conciudadanos guardaron dos minutos de silencio y, a continuación, la reina Beatriz y el príncipe Guillermo depositaron una corona de flores delante del Monumento Nacional en la Plaza del Dam de Ámsterdam.

Los miembros de la Familia Real holandesa fueron recibidos con un caluroso aplauso que evidenciaba el apoyo de los holandeses a los Orange, tras los dramáticos hechos acontecidos durante la celebración del Día de la Reina, que se saldaron con siete muertos. El Alcalde de Ámsterdam agradeció en su discurso la presencia de la Reina en estos momentos difíciles: "Este año en especial nos sentimos afortunados por contar con la presencia de la Reina", afirmó el primer edil antes de ser interrumpido por una gran ovación del público congregado en la popular plaza de la ciudad holandesa. Pudo verse en ese instante una sonrisa en el rostro de la Reina que desde el primer momento se mostró partidaria de mantener la agenda de la Casa Real con total normalidad, pese a la tragedia vivida el pasado jueves.

El Alcalde recordó también en su discurso a las víctimas caídas durante la Segunda Guerra Mundial en Holanda y en las Indias Holandesas: "Recordamos además con el mayor de los respetos a los que se rebelaron contra la ocupación y sacrificaron por ello su vida. A ellos debemos agradecerles nuestra libertad", concluyó Cohen. Además de la Reina y el Heredero, también depositaron coronas ante el monumento los Presidentes de las cámaras, el Comandante en Jefe de las FF. AA. y el propio Alcalde de Ámsterdam. El Homenaje se cerró con un desfile. A causa del atentado del Día de la Reina la seguridad en Ámsterdam se vio ayer notablemente reforzada de modo que un número de espectadores menor que otros años pudo acceder a la Plaza del Dam.


  • Compartir esta noticia:
  • Añadir a del.icio.us
  • Añadir a marcadores de google
  • Añadir a menéame
  • Añadir a YahooMyWeb
  • Añadir a fresqui
  • buscar en Technorati
  • Agregar esta página a Mister Wong


¿Qué es esto?