Jean de Orleáns y Filomena de Tornos y Steinhart han celebrado su boda religiosa en la catedral de Notre Dame de Senlis, Francia
Pulse sobre la imagen para ver las ampliaciones

La infanta Pilar ha acudido al enlace en representación de la Familia Real española

Al enlace han asistido numerosos miembros de diferentes Casas Reales europeas, entre lo que han destacado el príncipe Felipe de Bélgica y su esposa, la princesa Matilde

LA BODA RELIGIOSA DE JEAN DE ORLEÁNS Y FILOMENA DE TORNOS Y STEINHART

La infanta Pilar y los príncipes Felipe y Matilde de Bélgica asistieron al enlace de la pareja, que ya contrajo matrimonio civil a mediados de marzo

2 MAYO 2009
Hace un mes, el príncipe Jean de Orleáns y Filomena de Tornos y Steinhart se daban el 'sí, quiero' en una boda civil en el Distrito Séptimo de París. Esta mañana, los novios han celebrado su boda religiosa en un enclave único: la catedral de Notre Dame en Senlis, Francia, cuna de la dinastía real de los Capetos. La ceremonia ha comenzado en torno a las 11 de la mañana y Dominique Rey, obispo de Fréjus-Toulon, ha sido el encargado de oficiarla.

El novio llegó a la Catedral del brazo de su tía, la princesa Marie-Christine de Liechtenstein, que escogió un traje de falda y chaqueta en rosa y una pamela a tono -su madre, María Teresa de Wütemberg, Duquesa Montpensier, había sido hospitalizada con urgencia la víspera de la boda-. Por su parte, la novia deslumbró a su llegada. Si para su enlace civil Filomena se decantó por un discreto vestido en color blanco roto por la rodilla con abrigo de encaje a juego, hoy ha lucido un espectacular traje de novia blanco, con un lazo azul a la cintura, que ponía la nota de color. Sobre éste, llevaba una torera, con encajes, detalles dorados y flores de varios colores bordadas. En su mano, un pequeño bouquet con flores blancas unidas por lazo azul. Llevaba el pelo recogido en un moño bajo y una elegante tiara sujetaba el largo velo de encaje.

Una celebración por todo lo alto
La comitiva de la novia la encabezaban seis pequeños pajes, vestidos con pantalón azul y camisa blanca. Siete pequeñas damas de honor, todas ellas con vestido azul y un lazo en su pelo del mismo tono, que cuidaban del vestido de la novia mientras caminaba hacia el altar.

La ceremonia ha estado amenizada por el coro La capella peregrina, dirigido por el organista Vincent Berthier de Lioncourt -organista, fundador y antiguo director del Centro de Música Barroca de Versalles. Una vez convertidos en marido y mujer, los novios han ofrecido un vino de honor en los jardines del castillo de Hugo Capeto y una recepción privada posterior, que ha reunido a todos los invitados en el hipódromo del Palacio de Chantilly, que perteneció al rey Luis Felipe de Orleáns, antepasado del novio. Así, este día tan especial para Jean de Orleáns y esposa queda unido al patrimonio familiar francés, como ambos deseaban.

Al enlace han acudido familiares, numerosos amigos, personalidades y miembros de las familias reales de Europa. Se ha podido ver al padre del novio, Henri de Orleáns, Conde de París, junto a su actual esposa, la princesa Micaela. También asistieron los príncipes Felipe y Laurent de Bélgica, y sus respectivas esposas, las princesas Matilde y Claire, y Carlos Felipe de Orleáns y su mujer, Diana Alvares Pereira de Melo, duquesa de Cadaval. Como estaba previsto, la infanta Pilar también acudió en representación de la Familia Real española. Además, entre los invitados también se encontraba Rachida Dati, ex ministra de Justicia de Francia que fue la encargada de oficiar la boda civil.


  • Compartir esta noticia:
  • Añadir a del.icio.us
  • Añadir a marcadores de google
  • Añadir a menéame
  • Añadir a YahooMyWeb
  • Añadir a fresqui
  • buscar en Technorati
  • Agregar esta página a Mister Wong


¿Qué es esto?