Tendremos oportunidad de asistir entonces a un nuevo careo de Carla Bruni con la realeza en varias de las actividades programadas durante su estancia en Madrid
Pulse sobre la imagen para ver las ampliaciones de las fotos

El momento gráfico más esperado de la visita de Estado del matrimonio Sarkozy a España es la cena de gala en el Palacio Real, donde las tres consortes desplegarán elegancia

¿QUÉ AGENDA SEGUIRÁN NICOLÁS SARKOZY Y CARLA BRUNI DURANTE SU ESTANCIA EN ESPAÑA?

El Presidente de Francia y la Primera Dama han aterrizado esta mañana en Madrid para comenzar su visita de Estado de dos días a nuestro país

27 ABRIL 2009
La misma fascinación que despiertan la reina Sofía y la princesa Letizia en el país galo -sus ciudadanos han elegido a las damas reales como mejor Consorte y una de sus Herederas al trono favoritas-, la esposa del mandatario francés, Carla Bruni, provoca en España. Así que si las apariciones públicas de ellas por separado acaparan toda la atención de los medios de comunicación de aquí y de fuera, con mayor razón las conjuntas que tendrán lugar entre hoy y mañana, con motivo de la visita de Estado del Presidente y la Primera Dama de Francia.

Lunes
Sarkozy y Bruni tienen prevista su llegada a la Terminal 4 del aeropuerto de Madrid Barajas a las 11.30 horas y el ministro de Asuntos Exteriores y de Cooperación, Miguel Ángel Moratinos, acudirá a esperarles. Después serán recibidos con honores militares por los Reyes y por el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, en el Palacio de El Pardo, donde se alojarán durante su estancia en la capital, y de ahí se desplazarán hasta el Palacio de la Zarzuela, donde don Juan Carlos y doña Sofía les ofrecerán un almuerzo privado al que también asistirán los Príncipes de Asturias.

Después de comer se reunirán con Mariano Rajoy, líder del Partido Popular, y tras este encuentro visitarán el Museo de El Prado acompañados por los Reyes. Y para terminar su primer día de visita oficial, asistirán a la cena de gala en su honor que estará presidida por los Reyes y los Príncipes de Asturias y a la que también asistirá José Luis Rodríguez Zapatero, con su mujer, Sonsoles Espinosa y otros representantes políticos. Para la ocasión, la Casa Real ha decidido ocupar todo el aforo del Palacio Real, 140 comensales, cuando en el resto de las visitas de Estado no se llega a superar el centenar.

Martes
Su agenda del martes comenzará en la Plaza de la Lealtad, donde el Presidente francés y la Primera Dama, asistirán al tradicional homenaje a los que dieron su vida por España. Más tarde, Sarkozy dará un discurso en el Congreso de los Diputados y después se dirigirá al Palacio de la Moncloa, donde tendrá lugar la XXI Cumbre bilateral entre los dos Gobiernos, que culminará con una rueda de prensa de los dos Presidentes. Mientras tanto, Carla Bruni visitará junto a la Reina el Museo Nacional de Arte Reina Sofía.

Cita con la realeza
Dentro de pocas horas seremos testigos directos de un nuevo careo de Carla Bruni con la realeza después de su debut con la Reina de Inglaterra en la visita de Estado a Reino Unido que emprendió el año pasado acompañando a su esposo, y de su fugaz encuentro con Rania de Jordania en el Palacio del Elíseo. No habrá, como se había afirmado, entrevistas ni encuentros entre la Primera Dama y la Princesa de Asturias, ya que, como esposa del Jefe de Estado francés, su homóloga a efectos de protocolo será siempre la Reina de España.

Pero sí tendremos ocasión de verlas y fotografiarlas juntas en varias de las actividades programadas durante su estancia en Madrid. Su agenda incluye varias citas con los miembros reales, como la recepción oficial en el Palacio de El Pardo; en el almuerzo que ofrecerán en su honor los soberanos y los Herederos en el Palacio de La Zarzuela; en sus visitas al Museo Nacional de El Prado y de Arte Reina Sofía, así como durante la Cena de Gala con que don Juan Carlos y doña Sofía obsequiarán al matrimonio en el Palacio Real. El momento gráfico más esperado. Cuando las tres consortes, y reinas de la elegancia, estarán en todo su esplendor frente a frente. Con charme francés y español.

Todos aguardan con expectación el encuentro entre la Familia Real española y sus invitados presidenciales. Por lo político y por lo glamouroso. Porque ambas caras de la visita de Estado no se excluyen, sino que se complementan en su función de afianzar relaciones y de ofrecer la mejor imagen de los países que representan. De dejar bien alto el pabellón, o el trono. Habrá mucho que contar.


  • Compartir esta noticia:
  • Añadir a del.icio.us
  • Añadir a marcadores de google
  • Añadir a menéame
  • Añadir a YahooMyWeb
  • Añadir a fresqui
  • buscar en Technorati
  • Agregar esta página a Mister Wong


¿Qué es esto?