"La visita de la princesa Máxima fue un rotundo éxito. La Heredera mostró mucho interés. Incluso nos confesó que en el futuro aconsejará a sus hijas estudiar una carrera técnica" confesó la organizadora de la iniciativa
Pulse sobre la imagen para las ampliaciones de las fotos

La Princesa se animó a participar en un experimento con termoplásticos acompañada de varias alumnas del centro

LA PRINCESA MÁXIMA ACONSEJARÁ A SUS HIJAS QUE ESTUDIEN UNA CARRERA DE CIENCIAS

Presidió la iniciativa 'Las chicas y la técnica' que tiene como objetivo promover tales estudios entre la población estudiantil femenina holandesa

16 ABRIL 2009
Chicas, a letras; chavales, a ciencias. Este es uno de los muchos clichés que condicionan la elección de los estudios. Otro deja fuera a la realeza la opción a disentir de las letras y las leyes. De un sólo acto Máxima de Holanda ha tratado de desterrar ambos tópicos: aconsejará a sus hijas estudiar ciencias. Fue el pasado martes, en la localidad de Holten, cuando la escuela técnica De Waerdenborch para apoyar la iniciativa Las chicas y la técnica, que tiene como objetivo promover las carreras de ciencias entre la población estudiantil femenina holandesa. La Heredera, acompañada durante la visita guiada por el Ministro de Educación, Ronald Plasterk, no sólo conversó con mujeres que desarrollan una exitosa profesión técnica y participó en varias charlas en las que importantes empresas explicaron a las jóvenes sobre los atractivos de tales , sino que además se animó a participar en un experimento con termoplásticos acompañada de varias alumnas del centro.

La visita no estuvo exenta de polémica. Una empleada de Philips que asistió a la escuela para animar a las chicas a estudiar carreras de ciencias enseñó delante de las cámaras, mientras conversaba con la Princesa de Orange, una carta en carácteres chinos que al darla vuelta se podía leer la frase Go fuck yourself! (“¡Qué te jodan!”, en inglés). Pese a que no era la primera vez que lo hacía, esta ocasión era especial: la princesa Máxima estaría presente. La Heredera no pudo leer el contenido del papel en primera instancia pero ante la sorpresa de la prensa allí congregada pidió ver el papel y, con su habitual buen humor, no pudo evitar reírse. Pese al cable de la Princesa, ha recibido fuertes críticas por su actuación "totalmente fuera de lugar": "No es algo que haya hecho especialmente porque estuviera la Princesa. Siempre que doy este tipo de charlas intento que las estudiantes comprendan que la ciencia puede ser divertida y no aburrida o difícil. Las chicas siempre se parten de la risa con esta gracia", afirmó apesadumbrada la ponente.

"Ahora me doy cuenta. Si pudiera dar marcha atrás no hubiera enseñado el papel. Nunca más volveré a hacerlo", concluye la empleada de Philips. La empresa tampoco encuentra ingeniosa la presunta broma: "No teníamos conocimiento previo del contenido de la charla, pero asumimos toda responsabilidad. Esta señora trabaja para nosotros y, por ello, tomaremos medidas", según Eric Drent, portavoz de Philips Holanda. Judith de Jong, organizadora del evento, lamenta que la atención de los medios se haya centrado en este desagradable suceso: "No tiene absolutamente nada que ver con el objetivo del proyecto. La visita de la princesa Máxima fue un rotundo éxito. La Heredera mostró mucho interés. Incluso nos confesó que en el futuro aconsejará a sus hijas estudiar una carrera técnica".


  • Compartir esta noticia:
  • Añadir a del.icio.us
  • Añadir a marcadores de google
  • Añadir a menéame
  • Añadir a YahooMyWeb
  • Añadir a fresqui
  • buscar en Technorati
  • Agregar esta página a Mister Wong


¿Qué es esto?