Laurent de Bélgica dejará de percibir del erario público un sueldo de 350 mil euros anuales
Pulse sobre la imagen para ver las ampliaciones de las fotos

EL PRÍNCIPE LAURENT, EN BUSCA DE TRABAJO

El hijo de los Reyes de Bélgica es el principal perjudicado de la reducción de los presupuestos reales

15 ABRIL 2009
La crisis prosigue su riza. Roba al bolsillo el sueño, en el mejor de los casos, y asesta la ruina, en el peor, a diestro y siniestro. Las arcas de la realeza tampoco escapan a su amenza ni a sus estragos. Los presupuestos de la Corte Real de Bélgica han caído a su paso. Y es que, ante semejante panorama, se ha decidido reducir la porción de la tarta presupuestaria destinada a los miembros reales belgas. Un sueldo procedente del erario público que, hasta ahora, alcanzaba los casi 14 millones de euros, para mantener a todos los integrantes de la Familia Real. 21 en total.

Se cortará el salario por lo sano. Sin contemplaciones. De tal forma que sólo recibirán manutención de los contribuyentes el rey Alberto II, el príncipe (heredero) Felipe y la reina madre Fabiola. El resto, no. El principal perjudicado de semejante tajo es el príncipe Laurent, de 45 años, sin empleo conocido y acostumbrado a los lujos, que ha dejado de percibir una paga de 350 mil euros anuales de dinero público. Así que tendrá que buscar trabajo. La medida no servirá para salvar a la banca belga, pero no deja lugar a dudas de que todos somos iguales ante la crisis y que a todos toca apretarse el cinturón.


  • Compartir esta noticia:
  • Añadir a del.icio.us
  • Añadir a marcadores de google
  • Añadir a menéame
  • Añadir a YahooMyWeb
  • Añadir a fresqui
  • buscar en Technorati
  • Agregar esta página a Mister Wong


¿Qué es esto?