A falta de nuevas fotos juntos de los novios de Suecia en Brasil, los profesionales de la prensa se han conformado con las de la princesa Victoria acometiendo una frenética actividad en Río
Pulse sobre la imagen para ver las ampliaciones de las fotos

La Princesa participó el pasado sábado en una regata en la bahía de Guanabara (Río de Janeiro) con el barco sueco 'Ericsson 4', incluida en la 'Volvo Ocean Race' o 'Vuelta al Mundo con escalas'

LA PRINCESA VICTORIA CONTINUÓ SU VISITA OFICIAL EN RÍO, MIENTRAS DANIEL WESTLING SUPERVISÓ SUS INVERSIONES EN SALVADOR DE BAHÍA

La pareja disfruta desde ayer en el país carioca de unos días de vacaciones

6 ABRIL 2009
Antes de comenzar ayer unas románticas vacaciones como prometidos en Brasil, Victoria de Suecia y Daniel Westling se habían dedicado de lleno al trabajo. La Heredera cumplió con una apretada agenda durante su visita oficial de cuatro días en Río de Janeiro, con motivo de la regata Volvo Ocean Race, mientras Daniel, al margen de los compromisos de la Princesa, aprovechó la estancia para supervisar en el norte del país carioca, cerca de Salvador de Bahía, sus inversiones en un complejo turístico de lujo en Pratigi, donde también participan entre otros el ex componente de Abba Björn Ulvaeus.

A falta de nuevas fotos juntos (debido a sus agendas por separado), los profesionales de la prensa se han conformado con las de la princesa Victoria acometiendo una frenética actividad en la citada localidad brasileña. La Princesa participó el pasado sábado en una regata en la bahía de Guanabara (Río de Janeiro) con el barco sueco Ericsson 4, incluida en la Volvo Ocean Race o Vuelta al Mundo con escalas. La Heredera fue la invitada de honor de la embarcación sueca y presenció la competición -en la que resultó ganador el Telefónica Azul español- junto al capitán, Torben Grael. "Fue muy emocionante", declaró la Princesa al término de la regata. La primogénita de los Reyes suecos, que al contrario que sus hermanos no suele salir a navegar, señaló que en ningún momento se sintió nerviosa; al contrario, le pareció muy "divertido".

La regata fue el último -y el principal- acto de una visita de 4 días a Río de Janeiro en la que participó en un seminario empresarial y visitó una fundación de ayuda a niños pobres. Tampoco en estos últimos días ha descansado el futuro Príncipe que, a miles de kilómetros de su prometida, se encontraba interesándose por sus negocios privados. Desde ayer, las cámaras de los fotógrafos han cambiado de tercio, aunque no de protagonistas ni de escenario. Darán cuenta de la Semana Santa en Salvador de Bahía de los novios de Suecia.


  • Compartir esta noticia:
  • Añadir a del.icio.us
  • Añadir a marcadores de google
  • Añadir a menéame
  • Añadir a YahooMyWeb
  • Añadir a fresqui
  • buscar en Technorati
  • Agregar esta página a Mister Wong


¿Qué es esto?