La princesa mary ha concedido una entrevista a una revista asutralina en la que asegura que echa mucho de menos a su madre, Henrrietta Donaldson
Pulse sobre la imagen para ver las ampliaciones

Mientras tanto, Federico de Dinamarca y su esposa asistieron a una cena de gala celebrada en su honor el viernes por la noche en nueva York

MARY DE DINAMARCA: 'ECHO MUCHO DE MENOS A MI MADRE. INTENTO CREER QUE ELLA ESTÁ CON NOSOTROS'

Mientras el príncipe Federico y su esposa continúan su visita por Estados Unidos, una revista australiana revela la faceta más familiar de la Princesa

28 MARZO 2009
A pesar de llevar casi seis años en Dinamarca y con nacionalidad danesa desde que contrajo matrimonio con el príncipe Federico en mayo de 2004, la princesa Mary se considera todavía una 'aussie', como popularmente se conoce a los australianos, según una entrevista concedida a la revista The Australian Womens Weekly. En ella, la Princesa de muestra muy cercana y cuenta alguna anécdota, como su último viaje en familia a Australia. Tuvo lugar el año pasado y rememora el momento en que vieron que su equipaje no aparecía. Ante la falta de ropa de verano, se acercó sin más a la primera tienda y compró pantalones cortos, camisetas y sandalias para ella, su esposo y los niños, cuenta.

Uno de los temas que centraron la entrevista fue la familia, una de las cosas que más aprecia la Princesa. Ella misma confiesa que no le importaría volver a ser una niña. "Me gustaría vivir eso de nuevo: la libertad infinita de la infancia es tan maravillosa, el mundo es tan distinto para un niño. Levantarse por las mañanas, abrir los ojos al máximo y listos para todo. Sí, me gustaría, como me gustaría haber disfrutado más tiempo de mi madre", reconoce.

Una ausencia irremplazable
Si hay alguien a quien Mary de Dinamarca echa de menos, es, sin duda, a su madre. Henrietta Donaldson falleció en una operación cardíaca en 1997, mucho antes de que ella conociera a su futuro esposo y de que tuviera hijos. No hay día que no la recuerde. "Sí, es algo que echo mucho de menos, así que intento hacerlo de otra forma. Mis hijos la conocen por fotos e historias. Es triste, pero no hay nada que pueda hacer. Intento pensar en eso de otra manera, de una forma positiva. Intento creer que ella está con nosotros", confiesa.

Además, Mary admite que el recuerdo de su madre le influye a la hora de educar a sus hijos, si bien trata de hacer las cosas a su manera. "Ella es una parte de mí, ella haría cualquier cosa por sus hijos. Así soy yo también, haría lo que fuera por ellos", dice Mary, que estos días está de viaje oficial por Estados Unidos con su esposo.

Estas nuevas declaraciones han visto la luz mientras Federico y Mary prosiguen su periplo americano. La última ciudad que han visitado ha sido Nueva York. Ayer por la noche, la Fundación Américo-Escandinava -una ONG en la que Estados Unidos junto con Dinamarca, Finlandia, Islandia, Noruega y Suecia colaboran para promover la cultura y la educación- quiso rendir un sincero homenaje a los Príncipes y celebró una cena de gala en el Hotel Pierre de la Gran Manzana. El Príncipe Heredero y su esposa no se perdieron la velada, en la que la princesa Mary destacó por su elegancia. Lució para la ocasión un largo vestido de corte imperio con escote palabra de honor y estampado en vivos colores.


  • Compartir esta noticia:
  • Añadir a del.icio.us
  • Añadir a marcadores de google
  • Añadir a menéame
  • Añadir a YahooMyWeb
  • Añadir a fresqui
  • buscar en Technorati
  • Agregar esta página a Mister Wong


¿Qué es esto?