El príncipe Federico, que llegó a la gala con muletas de codera integral de última generación, eclipsó por una vez en un acto público a la princesa Mary
Pulse sobre la imagen para ver las ampliaciones de las fotos

La princesa Marie, otra de las protagonistas de la velada, con un vestido lila que evidenciaba su avanzado estado de gestación

EL PRÍNCIPE FEDERICO CON MULETAS Y LA PRINCESA MARIE, EN LA RECTA FINAL DE SU EMBARAZO, DOS 'CAMPEONES' EN LA CENA DE GALA DEL DEPORTE

La Familia Real danesa al completo se reunió con unas 400 personalidades nacionales del mundo de la cultura y del deporte en el palacio de Christiansborg

18 MARZO 2009
La princesa Mary de Dinamarca ha cedido por una vez el protagonismo en un acto oficial a su marido, el príncipe Federico. A pesar de su reciente operación de una fractura en el peroné, que le obligará a andar con muletas durante varias semanas, el Heredero no quiso perderse anoche la cena de gala de sociedad, organizada por su madre, la reina Margarita, que reunió a unas 400 estrellas del mundo de la cultura y del deporte daneses en el palacio de Christiansborg.

No hay obstáculo que frene el espíritu deportivo del príncipe Federico. Así que, pese a sus limitaciones físicas, cumplió con la agenda de anoche como todo un campeón. Fue el centro de atención a su llegada a la fiesta, con muletas de codera integral de última generación (más ligeras, de aluminio, y más modernas, de color azul turquesa con detalles en rosa). Demostró con su buen humor de siempre que la fractura no le había dislocado el ánimo. "Va mejorando", dijo refiriéndose a su pierna. Cuando un periodista le preguntó si no dolía, contestó: "No cuando estás de pastillas". Su esposa, la princesa Mary, mostró también su mejor sonrisa, y su mejor planta luciendo un elegante vestido lila diseñado por Alexander McQueen.

Los últimos en llegar a meta (o, lo que es lo mismo, al escenario de la cena de gala), la Sala de los Caballeros del palacio, fueron por protocolo precisamente los representantes de la Familia Real danesa. Además de la Reina, con un vestido rosa, acompañada por su esposo, el príncipe Henrik, y de los Herederos, estuvieron presentes el príncipe Joaquín y la princesa Marie, otra de las protagonistas de la velada, con un vestido lila que evidenciaba su avanzado estado de gestación (se espera el nacimiento de su primer hijo para el mes de mayo); la princesa Benedicta, hermana de la soberana, y otras autoridades, como el Primer Ministro, Anders Fogh Rasmussen.

El menú estuvo compuesto por: lenguado con salmón y langosta en salsa de azafrán; filete de buey, tarrina de setas con jamón, patatas asadas y flan de zanahoria en salsa de Madeira; y pastel Regente. Se sirvieron los siguientes vinos: La Cigarelle du Prince (primero); Chateau du Cayx 1999 (segundo) y champán Mercier (postre).


  • Compartir esta noticia:
  • Añadir a del.icio.us
  • Añadir a marcadores de google
  • Añadir a menéame
  • Añadir a YahooMyWeb
  • Añadir a fresqui
  • buscar en Technorati
  • Agregar esta página a Mister Wong


¿Qué es esto?