Sus ojos azules acero, su brillante melena rubia y su dulce sonrisa, son reminescencias de su célebre tía, la princesa Diana
Pulse sobre la imagen para ver las ampliaciones de las fotos

"A veces pienso que sería divertido vivir en Londres. Creo que tengo que volver y probarlo", declara la joven Kitty que vive en Sudáfrica desde los cinco años con su madre y sus hermanos

LADY KITTY SPENCER, SOBRINA DE LA PRINCESA DIANA, UNA CHICA DE PORTADA

La joven ha seguido los pasos de su madre, la ex modelo Victoria Lockwood, que fue estrella de la revista Tatler hace casi 19 años

10 MARZO 2009
Del mar de Sudáfrica a la portada de la popular revista de moda británica Tatler hay un largo viaje. Pero Kitty Spencer tenía los genes de su lado para desembarcar en la prestigiosa publicación. Sus ojos azules acero, su brillante melena rubia y su dulce sonrisa, son reminescencias de su célebre tía, la princesa Diana. Así que no es extraño que la hija mayor del Conde Spencer, durante años el secreto mejor guardado del clan real, haya terminado saliendo de las sombras para aparecer despampanante como modelo de portada.

Kitty protagoniza el número de abril de la revista inglesa con una amplia entrevista en la que la joven habla acerca de la toxicomanía de su madre, la ex modelo Victoria Lockwood; de su herencia familiar y de la muerte de la princesa Diana. Kitty tenía sólo siete años cuando el siniestro de París se llevó por delante la vida de la Princesa. Su padre trató de resguardarla de aquella tragedia, pero fue imposible debido a la conmoción que ocasionó. "Era tan pequeña y mi padre no quiso interrumpir nuestra inocencia", declara. "Sabía que algo pasaba, pero nada acerca de lo que me he enterado más de mayor. Conocí a mi tía, pero era tan pequeña cuando ella falleció, que no tengo demasiados recuerdos que destacar. Fue hace tanto tiempo, pero aún la recuerdo".

Kitty declara que a ella le encantó unirse a sus primos los príncipes Guillermo y Harry hace dos años en el Concierto homenaje a la princesa Diana que se celebró en Wembley y en el servicio religioso que se celebró en su memoria. "Fue mi oportunidad de despedirse a ella". La joven, que tenía tan sólo cinco años cuando su familia se trasladó a Sudáfrica, regresa rara vez a Gran Bretaña, sólo visitar a su padre, que volvió después de su divorcio en 1997. Pero Kitty confiesa que ella adora unirse a los Príncipes en la escena social londinense cuando tiene ocasión. Ella está pensando en regresar a Gran Bretaña permanentemente -ella comenzó en enero en la Universidad de Ciudad del Cabo, pero ha solicitado su traslado de expediente a la Universidad de Bristol y otras facultades en septiembre. "A veces pienso que sería divertido vivir en Londres. Creo que tengo que volver y probarlo". Los medios de comunicación se frotan las manos.


  • Compartir esta noticia:
  • Añadir a del.icio.us
  • Añadir a marcadores de google
  • Añadir a menéame
  • Añadir a YahooMyWeb
  • Añadir a fresqui
  • buscar en Technorati
  • Agregar esta página a Mister Wong


¿Qué es esto?