La pareja contrajo matrimonio en la isla griega de Patmos el pasado veintisiete de septiembre en la antiquísima iglesia de La Virgen (Panagia Diasozousa), después de mantener durante casi cuatro años su romance en secreto
Pulse sobre la imagen para ver la ampliación

Tanto la madre como el pequeño se encuentran en perfecto estado

NACE EL HIJO DEL PRÍNCIPE AIMONE DE SABOYA-AOSTA Y LA PRINCESA OLGA DE GRECIA

El pequeño, que recibirá el nombre de Umberto, llegó al mundo el pasado sábado en París

9 MARZO 2009
Un nuevo Umberto, como el último Rey de Italia, se ha unido a la Casa Real de los Saboya. Se trata del primer hijo del príncipe Aimone de Saboya-Aosta, Duque de Apulia, y de la princesa Olga de Grecia, que nació el pasado sábado en París. Tanto la madre como el pequeño, que recibió el título de Príncipe de Piamonte de su abuelo Amadeo de Saboya, jefe de la Casa Real de Saboya, se encuentran en perfecto estado. La decisión de bautizar al niño con el nombre de pila de Umberto obedece al particular homenaje de la pareja al rey Umberto II, así como al papel que el recién nacido desempeñará en la sucesión dinástica de la Casa Real de Saboya según la legislación vigente desde el rey Victorio Amadeo III.

La pareja contrajo matrimonio en la isla griega de Patmos, mítico enclave donde el apóstol Juan fue desterrado, el pasado veintisiete de septiembre en la antiquísima iglesia de La Virgen (Panagia Diasozousa), después de mantener durante casi cuatro años su romance en secreto.

Aimone, Príncipe de Saboya Aosta, (primogénito de Amadeo Duque d’Aosta y su ex esposa, la princesa Claude de Francia); y Olga de Grecia (segunda hija de los príncipes Miguel y Marina de Grecia) unieron por amor dos dinastías europeas con una larga y azarosa historia común en una íntima ceremonia a la que asistió la reina doña Sofía como invitada de honor.

Con este enlace se rubricaba una historia de amor premonitoria. Una historia que dio sus primeros pasos nada menos que en Madrid, en mayo, de 2004, cuando los Príncipes de Asturias contrajeron matrimonio en la catedral de La Almudena. “En la boda del príncipe Felipe y doña Letizia, estaba sentado al lado de Marina de Grecia, la madre de Olga. Los dos vimos cómo nuestros hijos caminaban juntos. "¿Por qué no?", me pregunté. Bromeé sobre esta posibilidad con Marina. Nunca pensé que se haría realidad”, cuenta, ahora, Amadeo de Saboya a sus amigos.

Olga, de treinta y tres años, y Aimone, de treinta y ocho, se conocen desde que eran niños, pero nunca imaginaron que, un día, a pesar de las distancias, unirían sus vidas por el vínculo del matrimonio. Aimone, Director General de Pirelli en el mercado ruso y de los países de la antigua Unión Soviética, y Olga vivirán en Moscú, la ciudad donde trabaja desde hace años el Príncipe de Saboya Aosta.


  • Compartir esta noticia:
  • Añadir a del.icio.us
  • Añadir a marcadores de google
  • Añadir a menéame
  • Añadir a YahooMyWeb
  • Añadir a fresqui
  • buscar en Technorati
  • Agregar esta página a Mister Wong


¿Qué es esto?