Pulse sobre la imagen para ver las ampliaciones

EL PRÍNCIPE FEDERICO Y SU HIJO, EL PRÍNCIPE CHRISTIAN, DOS INTRÉPIDOS REGATISTAS EN MIAMI

El Heredero danés compitió con una tobillera debido a un leve esguince que sufrió, hace poco, durante sus vacaciones en los Alpes Suizos

8 MARZO 2009
El príncipe Federico de Dinamarca y su familia cambiaron la nieve de los Alpes, donde estuvieron la pasada semana, por el sol y el calor de Miami. Durante su estancia en la ciudad americana, el Heredero danés aprovechó para dar rienda suelta a una de sus pasiones, la vela. El Príncipe ha competido con su tripulación en la embarcación Nanoq de la clase Farr 40 en la regata Acura Miami Grand Prix, que comenzó el jueves y finaliza hoy.

Para esta nueva aventura contó con un ayudante de excepción: su hijo mayor, el príncipe Christian, que parece haber heredado la pasión de su padre por los deportes naúticos. Ataviado con ropa deportiva y chaleco salvavidas siguió de cerca la evolución de la embarcación e incluso lloró desconsoladamente cuando tuvo que separarse de su padre, que debía estar atento a las preceptivas maniobras marítimas.

Vacaciones en familia
No es la primera vez que el príncipe Federico se lleva a su familia de vacaciones aprovechando una competición de vela. El año pasado ya lo acompañaron a Miami su esposa, la princesa Mary y sus dos hijos, los príncipes Christian e Isabella, cuando participó en el Mundial de la especialidad. La pequeña tenía entonces apenas un año, por lo que pasó casi todo el tiempo en los brazos de su madre o de la niñera, a diferencia de su hermano mayor, muy activo siempre y encargado incluso de repartir las tradicionales cervezas a la tripulación al llegar a puerto.

La familia aterrizó en Florida el pasado domingo directamente desde Zurich y regresará a Dinamarca el próximo lunes, ya que al día siguiente el príncipe Heredero deberá inaugurar una conferencia internacional sobre el clima en la Universidad de Copenhague. Estos días en Miami han supuesto un relajado paréntesis en la agenda de la real pareja.

Aunque no todo fue perfecto, ya que el hijo mayor de la reina Margarita sufrió un pequeño percance. El príncipe Federico se hizo un esguince leve durante su estancia en Suiza, por lo que ha debido competir en Miami con una protección en su tobillo, según informaba la revista Billed-Bladet.


  • Compartir esta noticia:
  • Añadir a del.icio.us
  • Añadir a marcadores de google
  • Añadir a menéame
  • Añadir a YahooMyWeb
  • Añadir a fresqui
  • buscar en Technorati
  • Agregar esta página a Mister Wong


¿Qué es esto?