La esposa del príncipe Joaquín lució un perfil algo más abultado, que se convirtió en el blanco de los fotógrafos, ya que hasta ahora apenas se notaban los cambios en su figura
Pulse sobre la imagen para ver las ampliaciones de las fotos

Los príncipes Nicolás y Félix se divirtieron de lo lindo jugando y rebozándose en la nieve

LOS PRÍNCIPES JOAQUÍN Y MARIE DE DINAMARCA, DÍAS DE NIEVE EN FAMILIA EN LOS ALPES SUIZOS

La Princesa está embarazada de seis meses y hasta ahora apenas se notaban los cambios en su figura

9 FEBRERO 2009
El estado de buena esperanza de la princesa Marie no ha sido óbice para que la familia acuda estos días a su ya tradicional cita en los Alpes suizos. El príncipe Joaquín, su esposa y los pequeños Nicolás y Félix, hijos del Príncipe y de su ex mujer, la condesa Alejandra de Fredensborg, han vuelto a tomarse unos días de descanso en el incomparable marco alpino, si bien esta escapada invernal es especial por dos motivos. Porque es la primera que los Príncipes emprenden como matrimonio y porque, como decíamos, esta tiene el aliciente añadido de su dulce espera.

Los cuatro eligieron como destino, al igual que en temporadas anteriores, la estación invernal suiza de Villars-sur-Ollon, donde la madre de Marie, Françoise, y su padrastro, Christian Grassiot, poseen una exclusiva cabaña, que les prestaron para la ocasión. Marie se mostró encantada de volver a un sitio en donde se siente “como en casa” y de compartirlo con su nueva familia, que está a punto de crecer.

Todos se lo pasaron en grande. La princesa Marie, criada "sobre un par de esquís" como ella misma ha declarado en alguna ocasión, evitó hacer descensos peligrosos dado su estado. Un embarazo que ya da señales. Y es que la esposa del príncipe Joaquín lució un perfil algo más abultado, que se convirtió en el blanco de los fotógrafos, ya que hasta ahora apenas se notaban los cambios en su figura. Los que no pararon de esquiar fueron los más pequeños, que mostraron grandes avances respecto al año anterior, aunque también se divirtieron de lo lindo rebozándose en la nieve. No sólo tuvimos oportunidad de comprobar la buena relación que reina entre ambos hermanos, también constatamos lo bien que se llevan la Princesa y los niños, con los que se mostró en más de una ocasión como una auténtica madraza, y lo ilusionados que están el príncipe Joaquín y su esposa con la llegada de un nuevo miembro a la familia.


  • Compartir esta noticia:
  • Añadir a del.icio.us
  • Añadir a marcadores de google
  • Añadir a menéame
  • Añadir a YahooMyWeb
  • Añadir a fresqui
  • buscar en Technorati
  • Agregar esta página a Mister Wong


¿Qué es esto?