Los Príncipes de Asturias presidieron el miércoles por la noche la cena de conmemoración por el 150º aniversario de Caixa Sabadell en la sede de la entidad
Pinche sobre la imagen para ver las ampliaciones de las fotografías

Doña Letizia estaba radiante vestida con un ceñido vestido negro de cintura de avispa y pedrería

En su discurso, en el que habló en castellano y en catalán, don Felipe pidió el "máximo esfuerzo y colaboración" de todas las fuerzas del país para afrontar la "grave crisis económica y financiera"

LAS LENTEJUELAS DE DOÑA LETIZIA EN LA NOCHE DE LAS FINANZAS

Los Príncipes de Asturias presidieron ayer en Barcelona la clausura del 150º aniversario de Caixa Sabadell

5 FEBRERO 2009
La princesa Letizia brilló anoche como lo hicieron las lentejuelas de su vestido. Se convirtió en centro de muchas miradas al mostrarse radiante con un ceñidísimo vestido negro de cintura de avispa junto a su esposo, el príncipe Felipe, en su última aparición pública. Un acontecimiento digno de grandes galas: la cena institucional por los 150 años del nacimiento de Caixa Sabadell, la caja más antigua de Cataluña y la segunda más antigua de España, en la sede de la entidad. Los Príncipes de Asturias presidieron la clausura de este aniversario. Don Felipe y doña Letizia estuvieron acompañados durante la velada por numerosas autoridades del país, entre ellas el presidente de la Generalitat, José Montilla; el secretario de Estado de Economía, David Vegara; y el delegado del Gobierno en Cataluña, Joan Rangel.

El Príncipe de Asturias quiso aprovechar este acto para hablar del difícil momento que atraviesa la economía del país. Durante su intervención, en la que habló en castellano y en catalán, el Príncipe hizo un llamamiento a “una adecuada y decidida colaboración internacional” y al “máximo esfuerzo y colaboración” de las fuerzas políticas, económicas y sociales del país para afrontar la “grave crisis económica y financiera, que está causando apremiantes y serios problemas a una gran cantidad de personas y familias españolas y cuyo efecto más doloroso y que más nos preocupa es el desempleo”. Así, don Felipe animó a los grandes bancos y cajas a ayudar a la gente, especialmente a las familias, a las pequeñas y medianas empresas y a los jóvenes ofreciéndoles créditos que les ayuden a ser más autónomos.

No obstante, el Heredero se mostró optimista apuntando a los treinta años de “profunda modernización, de probada capacidad de superación frente a otros momentos de crisis y de firme voluntad para seguir progresando” como “importantes avales para alimentar nuestra confianza en el futuro”. Puso como ejemplo de ello la tarea modernizadora que ha realizado Caixa Sabadell a lo largo de su trayectoria, en la que ha “atravesado coyunturas de todo tipo con un constante afán de perfeccionamiento”. Subrayó igualmente la profesionalidad y dedicación mostradas a lo largo de su historia, así como su sensibilidad, proximidad y “espíritu de entrega al tejido producto y al entorno social al que sirve”.

Para concluir su discurso, el Príncipe de Asturias recordó ante unos 150 asistentes al rey Alfonso XIII, que en 1904 puso la primera piedra de Caixa Sabadell e inauguró la sede veinte años más tarde. El Príncipe reafirmó su apoyo a los presidentes y directivos de la entidad felicitándoles con un “¡Bien hecho!”. Tras esta cena, acto central de todo un período conmemorativo que se inició en septiembre de 2008 y que se alargará hasta el mismo mes de este año, los Príncipes pusieron de nuevo rumbo a Madrid para pasar la noche junto a sus dos hijas, las infantas Leonor y Sofía.


  • Compartir esta noticia:
  • Añadir a del.icio.us
  • Añadir a marcadores de google
  • Añadir a menéame
  • Añadir a YahooMyWeb
  • Añadir a fresqui
  • buscar en Technorati
  • Agregar esta página a Mister Wong


¿Qué es esto?