Según la mayoría de los encuestados por diversos medios de comunicación holandeses, la princesa Máxima debería renunciar a su nacionalidad argentina para ser llamada 'Reina'
Pinche sobre la imagen para ver las ampliaciones de las fotografías

Un 80 por ciento opina que aún no es necesario que la reina Beatriz, a quien otorgan un siete y medio sobre diez, abdique

Otro 80 por ciento cree que el príncipe Guillermo Alejandro está perfectamente preparado para ser Rey de Holanda

LA PRINCESA MÁXIMA TENDRÍA QUE DEJAR DE SER ARGENTINA PARA SER LLAMADA ‘REINA’

Al menos así se desprende de un reciente sondeo realizado en Holanda, en el que la mayoría de los encuestados también opina que la reina Beatriz aún no debe abdicar

5 FEBRERO 2009
Diversos medios de comunicación holandeses han desatado estos días un debate entre los ciudadanos de los Países Bajos. ¿Debería la princesa Máxima dejar de ser argentina para poder convertirse un día en Reina de Holanda? Según una encuesta realizada recientemente, sí. El sondeo, cuyos resultados se basan en 2.600 entrevistas, apunta a que la mayoría propone como condición para llamar “Reina” a la esposa del Heredero que ésta renuncie a su nacionalidad argentina y conserve únicamente la holandesa.

La polémica no es nueva. Hace casi dos años, la pregunta ya estuvo en boca de todos después de que la ministra de Integración saliente, Rita Verdonk, manifestase en un programa de televisión que la Princesa debería abandonar su doble nacionalidad y renunciar a su pasaporte argentino como muestra de “lealtad” a los holandeses. Sin embargo, el portavoz de la Asamblea Legislativa respondería más tarde a Wilders diciendo que tener doble nacionalidad no es ninguna deslealtad a Holanda. La discusión, no obstante, lleva vigente años entre los partidos del país por los supuestos privilegios de los que hacen uso algunos políticos que disponen de su doble nacionalidad.

La princesa Máxima consiguió en 2001 y de manera no convencional la ciudadanía holandesa para poder casarse con el príncipe Guillermo. Y lo cierto es que, desde entonces, la nuera de la soberana se ha ido ganando el corazón de los holandeses llevando con orgullo su condición de futura “Reina” de su país. De hecho, la Princesa ha manifestado en diversas ocasiones ser “una holandesa nacida en Argentina”, y así lo demostró durante un partido de fútbol que enfrentó a las dos naciones en el verano de 2006. Antes del encuentro, Máxima se abstuvo de cantar el himno de Argentina pero entonó el Het Wilhelmus holandés.

De todas formas, la princesa Máxima no podría renunciar a su nacionalidad argentina aunque quisiera, puesto que en ningún caso lo permiten las leyes del país. Máxima conserva de esta manera la doble nacionalidad, una condición que no tendría que afectar en ningún caso a su deseo de educar a sus hijas sin verse obligada a renunciar a su cultura y a su idioma, como ella misma ha manifestado públicamente.

El príncipe Guillermo, “apto” para ser Rey
El deseo de los holandeses de que Máxima deje de ser argentina no es el único resultado que se desprende de este reciente sondeo. En él se recoge además que el 80 por ciento de los encuestados confía en la figura de la reina Beatriz, a la que otorgan una puntuación de siete y medio sobre diez, y opina que aún no es necesario que abdique. Asimismo, otro 80 por ciento cree que el príncipe Guillermo Alejandro está más que preparado para reinar.


  • Compartir esta noticia:
  • Añadir a del.icio.us
  • Añadir a marcadores de google
  • Añadir a menéame
  • Añadir a YahooMyWeb
  • Añadir a fresqui
  • buscar en Technorati
  • Agregar esta página a Mister Wong


¿Qué es esto?