Formaron parte de la foto de familia el príncipe heredero, Felipe, su mujer, la princesa Matilde, el príncipe Lauren y su esposa, la princesa Claire, y la única hija de los soberanos belgas, la princesa Astrid
Pulse sobre la imagen para ver las ampliaciones

La princesa Matilde optó por un vestido de cóctel, confeccionado en seda natural, en color verde esmeralda

LA FAMILIA REAL BELGA AL COMPLETO ASISTE AL CONCIERTO DE NAVIDAD EN EL PALACIO REAL DE BRUSELAS

Los grandes ausentes este año fueron los nietos de Alberto II y Paola, así como la Reina Fabiola

20 DICIEMBRE 2008
Los Reyes de Bélgica acudieron en compañía de sus hijos al tradicional de concierto de Navidad que tiene lugar en el Palacio Real de Bruselas. El rey Alberto II y la reina Paola posaron antes de que comenzara el evento musical junto al belén que preside la entrada del palacio.

Formaron parte de la foto de familia el príncipe heredero, Felipe, su mujer, la princesa Matilde, el príncipe Lauren y su esposa, la princesa Claire, y la única hija de los soberanos belgas, la princesa Astrid. Quienes no acudieron a la cita fueron la reina Fabiola, así como los niños de la Casa Real belga.

Una vez más la princesa Matilde llamó la atención por su elegante indumentaria. En una tarde en la que predominó el negro y los colores oscuros entre las damas, la futura reina de los belgas apostó por el verde esmeralda. Matilde lució un vestido de cóctel, adornado por un ramo de flores drapeadas a la altura del pecho, confeccionado en seda natural y que realzaba su espléndida figura.

La reina Paola prefirió un sobrio traje de chaqueta negro, combinado con una sencilla blusa blanca. Su hija, la princesa Astrid, escogió un traje pantalón también en color negro. Mientras que su nuera, la princesa Claire optó por el total look, formado por una blusa de raso y una falda de pedrería en color azul cobalto.

Matilde, la princesa de los niños
La futura reina de Bélgica es uno de los miembros de la Casa Real belga con la agenda más repleta de actos. Pero si por algo se caracteriza el día a día de la princesa Matilde es por su interés por los menos afortunados y especialmente por los niños. Esta semana,la esposa del príncipe Alberto llevaba su sonrisa a un hospital infantil de la ciudad de Klerken-Houthulst, donde habló con los niños, participó en sus juegos y fue obsequiada con dibujos infantiles.


  • Compartir esta noticia:
  • Añadir a del.icio.us
  • Añadir a marcadores de google
  • Añadir a menéame
  • Añadir a YahooMyWeb
  • Añadir a fresqui
  • buscar en Technorati
  • Agregar esta página a Mister Wong


¿Qué es esto?