Después de asistir a una emotiva misa de acción de gracias en la catedral monegasca, los Grimaldi se asomaron al balcón principal del palacio para saludar al nutrido grupo de conciudadanos
Pulse sobre la imagen para ver las ampliaciones de las fotos

Las damas volvieron a hacer alarde de su elegancia cojuntadas en negro y con algún toque de color en rojo

DÍA NACIONAL DE MÓNACO EN NEGRO Y ROJO

Los Grimaldi hicieron piña para asistir a las festividades del Principado

19 NOVIEMBRE 2008
Los Grimaldi, encabezados por el príncipe Alberto, han celebrado juntos un año más el Día Nacional del Principado. Parece que el deseo de Raniero de Mónaco de ver unida a la familia, lo ha conseguido definitivamente su sucesor, Alberto II, que ha celebrado su cuarta festividad nacional como soberano, arropado por sus hermanas y sus sobrinos, compareciendo todos como una gran piña ante los miles de ciudadanos monegascos en los actos programados. Los principales miembros de la familia juntos menos uno: Charlene Lynette Wittstock. La ausencia destacada de la novia del príncipe Alberto, pese a los insistentes rumores de que podría hacerse público en breve su compromiso, ha vuelto a poner de manifiesto que el esperado anuncio no será tan inmediato como presumían admiradores y expertos reales.

Después de asistir a una emotiva misa de acción de gracias en la catedral monegasca, Alberto de Mónaco se ha asomado al balcón principal del palacio de los Grimaldi para saludar al nutrido grupo de conciudadanos que ha acudido a felicitarle. Como decíamos, junto a él han estado sus hermanas, las princesas Estefanía y Carolina de Mónaco, esta última acompañada de su marido, Ernesto de Hannover, y la hija de ambos, la princesa Alejandra, así como de sus sobrinos Andrea, Carlota y Pierre Casiraghi.

El 'Glamour' se hizo Grimaldi
El Principado de Mónaco continúa siendo en cada cita referente de Glamour con mayúscula. Como no podía ser de otra manera, esta ocasión tan especial no ha sido la excepción y las damas volvieron a hacer alarde de su elegancia cojuntadas en negro y luciendo algún toque de color rojo. Cada una apostó por un estilo diferente, pero todos ellos con un denominador común: la feminidad. Todo vale con el fin de intensificar los encantos de la mujer: marcar cintura, acortar el largo de la falda, destacar el maquillaje, llevar el pelo suelto o lucir taconazos.

La princesa Carolina, fiel a su estilo, volvió a lucir un look muy chanel. Eligió un dos piezas negro, con chaqueta de cuello redondo entallada a la cintura y falda tubo, a tono con el bolso de la exclusiva firma francesa, que combinó con complementos (tocado estilo retro y zapatos) en rojo. La princesa Estefanía vistió uno de los must de la temporada: cinturón sobre chaqueta. Reinaron también Carlota, con un conjunto minifaldero de Chanel, por bella, y la hija pequeña de la princesa Carolina, Alejandra, que se apuntó al estilismo familiar con un vestido negro que combinó con unos leotardos y un adorno para el pelo de color rojo. Los festejos culminaron por la noche en la ópera de Montecarlo, con la Familia Real monegasca vestida de largo, y un castillo de fuegos artificiales en el puerto.


  • Compartir esta noticia:
  • Añadir a del.icio.us
  • Añadir a marcadores de google
  • Añadir a menéame
  • Añadir a YahooMyWeb
  • Añadir a fresqui
  • buscar en Technorati
  • Agregar esta página a Mister Wong


¿Qué es esto?