Los Reyes fueron recibidos el lunes por los emperadores Akihito y Michiko y por los príncipes Naruhito y Masako en el Palacio Imperial de Tokio
Pinche sobre la imagen para ver las ampliaciones y el resto de fotografías

Por la noche, los soberanos españoles acudieron a una cena de gala celebrada en su honor por los Emperadores en el Palacio Imperial

Don Juan Carlos saluda a un grupo de escolares del Colegio "Banjo" que les recibieron a su llegada al nuevo centro del Instituto Cervantes en la capital japonesa

El martes por la noche, los soberanos agasajaron a los Emperadores con una cena en el Meiji Kinenkan, edificio de banquetes ubicado en el santuario Meiji

En su visita al Centro Espacial Tsukuba de Tokiohan, los monarcas han conocido de primera mano los avances en robots de última generación

TEATRO, EXPOSICIONES Y FLAMENCO… EN LOS PRIMEROS DÍAS DE VISITA OFICIAL DE LOS REYES A JAPÓN

Los soberanos realizan su segunda visita de Estado al país asiático, donde han inaugurado un nuevo centro del Instituto Cervantes y han promovido la cooperación entre ambas naciones

12 NOVIEMBRE 2008
Don Juan Carlos y doña Sofía aterrizaron en Tokio hace tres días para comenzar una visita de Estado a Japón, la segunda que realizan en veintiocho años. Un viaje de seis días que Sus Majestades realizan para incrementar las relaciones entre ambos países y en el que también se contemplan visitas a otras regiones del país, como la antigua ciudad de Kyoto. Sin embargo, las tres primeras jornadas de los soberanos han transcurrido en la capital, Tokio, donde el Rey ha mantenido reuniones con empresarios de las dos naciones y ha inaugurado, junto a la Reina, el mayor centro del Instituto Cervantes en todo el mundo.

La llegada de los Reyes el pasado domingo estuvo marcada, sin embargo, por la triste noticia de la muerte de los dos soldados españoles en Afganistán. Dos horas después de pisar suelo nipón, don Juan Carlos expresó su más profundo pesar y el de la Reina, lo que retrasó la recepción que ofrecieron en el hotel a cerca de dos mil invitados de las colonias españolas en Japón.

El lunes tuvo lugar la recepción oficial a los soberanos españoles por parte de los emperadores Akihito y Michiko en el Palacio Imperial, ceremonia de bienvenida a la que asistió, para sorpresa de todos, la princesa Masako. Hacía cinco años que sus problemas de depresión no permitían a la esposa del príncipe Naruhito asistir a una recepción oficial a invitados extranjeros, lo que demuestra la buena relación existente entre las dos familias. Más tarde, el Rey clausuró un encuentro empresarial al que asistieron representantes nipones y responsables de empresas españolas en Japón. Durante esta reunión, Don Juan Carlos destacó la “privilegiada posición geoestratégica de España como plataforma de negocios el resto de Europa, Latinoamérica y el norte de África” y promovió “las inversiones en ambos sentidos”.

Mientras transcurría este encuentro, doña Sofía asistía en el teatro Kabukiza del céntrico barrio de Ginza a la representación de una obra de kabuki, una forma de teatro japonés tradicional que se caracteriza por su drama estilizado y el uso de maquillajes elaborados en los actores. La Reina visitó un pequeño camerino y saludó a varios de los actores antes de que ésta diera comienzo.

Por la noche, los Emperadores ofrecieron una cena de gala en honor a sus ilustres invitados en el Palacio Imperial. Cena a la que, en esta ocasión, no acudió la princesa Masako. La reina Sofía lució durante la velada un elegante vestido rojo que combinó con un mantón de Manila y una espectacular tiara de brillantes.

En su tercer día en Tokio, Don Juan Carlos y doña Sofía almorzaron con el primer ministro, Taro Aso, y su esposa, Chikako en la residencia oficial de éstos. Su reunión se producía después de que los Reyes inaugurasen en la ciudad la sede más grande del Instituto Cervantes en todo el mundo, que cuenta ya con dos mil alumnos. Acompañados por la princesa Takamado, encargada de la agenda de la cultura española, por la ministra de Ciencia e Innovacción, Cristina Garmendia, por la directora de la institución, Carmen Caffarel, y por representantes del Gobierno japonés, los soberanos recorrieron las instalaciones de este centro de ocho plantas y 4.300 metros cuadrados que busca difundir la lengua y cultura españolas en Asia y el Pacífico.

A su llegada, los monarcas fueron recibidos por un grupo de escolares del Colegio "Banjo" que interpretaron para ellos dos canciones: La Tarara, en español, y Sakura (una canción folclórica tradicional japonesa), en japonés. Los soberanos guardaron un minuto de silencio en memoria de los soldados españoles fallecidos en Afganistán antes de recorrer el centro. Más tarde descubrieron una placa conmemorativa y visitaron las exposiciones Andalucía-Tokio-Andalucía: cuatro visiones del arte emergente andaluz y Federico García Lorca: Poeta en Tokio.

Para corresponder a sus anfitriones, el Rey agasajó el martes por la noche a los Emperadores japoneses con una cena de gala en el Meiji Kinenkan, edificio de banquetes ubicado en el santuario Meiji. En el transcurso de la velada se ofreció un espectáculo de flamenco, que corrío a cargo de la Compañía de María Pagés. La bailaora y coreógrafa sevillana recibió personalmente las felicitaciones de los Emperadores, que quedaron encantados con su actuación.

Esta mañana, los Reyes han visitado con los Emperadores la Agencia Aeroespacial de Exploración japonesa en el Centro Espacial Tsukuba de Tokio. Juntos han recorrido las instalaciones con el director ejecutivo, Kuniaki Shiraki, y han conocido de primera mano y con sumo interés los avances en robots de última generación. Los soberanos han mantenido asimismo un encuentro con los estudiantes de la Universidad de Tsukuba dentro de los actos de su visita por Tsuchiura y Tsukuba, en los alrededores de Tokio.


  • Compartir esta noticia:
  • Añadir a del.icio.us
  • Añadir a marcadores de google
  • Añadir a menéame
  • Añadir a YahooMyWeb
  • Añadir a fresqui
  • buscar en Technorati
  • Agregar esta página a Mister Wong


¿Qué es esto?