Los príncipes Bernardo y Annette han bautizado a su hijo Benjamin acompañados por gran parte de la Familia Real de Holanda
Pinche sobre la imagen para ver las ampliaciones y el resto de fotografías

La reina Beatriz y sus nietas Amalia y Alexia, hijas de los príncipes Guillermo y Máxima

La princesa Máxima llevaba de la mano a su hija pequeña, la princesa Ariana

LA FAMILIA REAL DE HOLANDA SE REÚNE EN EL BAUTIZO DE BENJAMIN, TERCER HIJO DE LOS PRÍNCIPES BERNARDO Y ANNETTE

La reina Beatriz y la princesa Máxima con sus hijas acudieron a la ceremonia bautismal, que tuvo lugar en la capilla del Palacio Het Loo cercano a la ciudad holandesa de Apeldoorn

3 NOVIEMBRE 2008
El príncipe Bernardo y la princesa Annette de Holanda dieron la bienvenida el pasado 12 de marzo en Ámsterdam a su hijo Benjamin, y este domingo le han bautizado en una ceremonia íntima a la que no ha faltado gran parte de la Familia Real holandesa. El bautizo tuvo lugar en la capilla del Palacio Het Loo, situado en las cercanías de la ciudad de Apeldoorn, y fue oficiado por el doctor A. van der Meiden, prestigioso teólogo e investigador de la comunicación que también casó a los príncipes Bernardo y Annette.

El príncipe Floris, hermano de Bernardo, Claudine Verhulst-van der Ven, Isabel Schouten-van Eys y Claire Folkerts-Drabbe actuaron como padrinos de Benjamin Pieter Floris van Vollenhoven. El pequeño es el tercer hijo de los príncipes Bernardo y Annette. Isabella, nacida en 2002, y Samuel, en 2004, también estuvieron presentes en la ceremonia.

Además de los padres, los hermanos y los padrinos de Benjamin, quisieron acompañarle en su bautismo sus abuelos, la princesa Margarita y Pieter van Vollenhoven, así como la reina Beatriz de Holanda, hermana de Margarita. La soberana llegó acompañada de sus nietas Amalia y Alexia, las dos hijas mayores del príncipe Guillermo y de la princesa Máxima. El Heredero estuvo ausente ya que se encuentra en China, donde participará en un congreso sobre instalaciones sanitarias. Pero su esposa sí acudió y llegó junto a la menor de sus hijas, la princesa Ariana.

El acontecimiento familiar fue una ocasión para volver a ver reunidos a gran parte de los miembros de la Familia Real de los Países Bajos. Así, también asistieron al bautizo el príncipe Constantino y la princesa Laurentien con sus tres hijos: Eloise, Claus-Casimir y Leonor; el príncipe Pieter-Christiaan; el príncipe Maurits y la princesa Marilene junto a sus hijos: Anna, de siete años, Lucas, de seis, y Felicia, de tres; y el príncipe Floris acompañado por su esposa, la princesa Aimee, y su hija Magali, nacida el año pasado. El príncipe Juan Friso, segundo hijo de la reina Beatriz, y su esposa Mabel Wisse fueron, junto al príncipe Guillermo, los grandes ausentes en este día tan especial.


  • Compartir esta noticia:
  • Añadir a del.icio.us
  • Añadir a marcadores de google
  • Añadir a menéame
  • Añadir a YahooMyWeb
  • Añadir a fresqui
  • buscar en Technorati
  • Agregar esta página a Mister Wong


¿Qué es esto?