"Es fantástico estar aquí. Mis padres han estado varias veces antes y ya me habían hablado mucho del país", declaró la Princesa
Pulse sobre la imagen para ver las ampliaciones de las fotos

La princesa Victoria posando muy sonriente en el Taj Mahal, en el mismo lugar en donde hace años lo hicieron sus padres con una foto de ese momento

LA PRINCESA VICTORIA, TRAS LOS PASOS DE SUS PADRES, LOS REYES DE SUECIA

La Heredera posó en el Taj Mahal durante su visita a la India con una antigua foto de los soberanos en el mismo lugar

20 OCTUBRE 2008
Mientras corrían en Suecia ríos de tinta acerca de las tiranteces de las princesas Victoria y Magdalena por cuestiones nupciales, la Heredera al Trono sueco emprendía el pasado jueves una visita oficial de diez días a la India de carácter económico, cultural y social. Un viaje que disfrutó también como turista y, muy especialmente, como hija, al encontrarse ante el monumental Taj Mahal, donde sus padres habían posado años antes."Es fantástico estar aquí. Mis padres han estado varias veces antes y ya me habían hablado mucho del país", declaró la Princesa, según recoge la revista sueca Svensk Damtidning.

El primer punto de la agenda fue su encuentro con el vicepresidente indio, Hamid Arsari, en su residencia de Nueva Delhi. A continuación, la princesa Victoria se trasladó a los barrios pobres de la capital india, en concreto, al proyecto que la Agencia de Cooperación Estatal Sueca (SIDA, por sus siglas en sueco) tiene en la colonia Tigri. Allí, la Princesa fue recibida con los máximos honores de la tradición: le arrojaron una lluvia de pétalos, le colocaron una guirnalda de flores alrededor del cuello y le pusieron el punto sagrado bindi en la frente, una especie de maquillaje usado por las mujeres hindúes. Victoria de Suecia, que se reunió con varios escolares de distintas edades y charló con ellos un rato largo, sorprendió a los niños por la sencilla vestimenta e incluso hubo uno que preguntó: "¿Pero es realmente una princesa?".

La visita de la princesa Victoria a la India continuó el viernes por la tarde con un acto en la embajada sueca inspirado en los premios Nobel, creados hace más de un siglo por el magnate e inventor sueco Alfred Nobel. A continuación, Victoria de Suecia, una verdadera Princesa en todo su esplendor con un elegante traje marrón, su color favorito, asistió a una cena de gala en su honor.

Con una foto de los Reyes y una pulsera de Daniel
Su recorrido turístico permitió ver una insólita imagen de la princesa Victoria posando muy sonriente en el Taj Mahal, considerado una de las siete maravillas del mundo y situado en Agra, en el mismo conocido banco donde antes que ella se han fotografiado multitud de personalidades, incluidos miembros de la realeza, como la fallecida princesa Diana o los príncipes Haakon y Mette-Marit y sus propios padres, los reyes Carlos XVI Gustavo y Silvia, con una foto de ese momento y luciendo en su muñeca la pulsera de plata regalo de hace unos años de su novio, Daniel Westling.

En esta jornada también se acercó hasta la fastuosa ciudadela de Fatehpur SIPRI, construida por el emperador Akbar y que fue abandonada abruptamente a causa de una sequía. Hoy es un territorio fantasma, sólo visitado para la oración, por lo que tuvo que quitarse los zapatos, al igual que cualquier otro turista normal, y en su lugar recibió una especia de medias rojas para cubrirse los pies. Además de realizar visitas culturales, Victoria se entrevistó el sábado con el político indio Raoul Ghandi, nieto de la asesinada Indira Ghandi. Su viaje por la India concluirá esta semana, con visitas a las localidades de Pune, Mumbai y Jodhpur.


  • Compartir esta noticia:
  • Añadir a del.icio.us
  • Añadir a marcadores de google
  • Añadir a menéame
  • Añadir a YahooMyWeb
  • Añadir a fresqui
  • buscar en Technorati
  • Agregar esta página a Mister Wong


¿Qué es esto?