Pese a que no llega el esperado anuncio de compromiso, Charlene sigue ejerciendo de manera impecable su improvisado papel de Primera Dama
Pulse sobre la imagen para ver las ampliaciones de las fotos

Charlene Wittstock, radiante con un vestido lencero azul Klein

CHARLENE WITTSTOCK, PROTAGONISTA DE DOS CITAS BENÉFICAS EN MÓNACO

29 JULIO 2008
Mientras el príncipe Alberto de Mónaco prorroga el esperado paso nupcial, que pondría un final de cuento a su relación con la belleza sudafricana Charlene Wittstock, la ex nadadora olímpica sigue ejerciendo de manera impecable su improvisado papel de Primera Dama. Continúa siendo un miembro de hecho de la Familia Real a ojos de los monegascos. Un Grimaldi más y, también, uno de los que más acaparan la atención en las citas sociales del Principado, como las dos de carácter benéfico a las que asistió estos días acompañando al soberano.

¿Una 'Princesa' a la espera?
La primera era especialmente cercana a la pareja, ya que era la hermana pequeña del Príncipe, la princesa Estefanía, la anfitriona y organizadora de la velada. Una gala en el Night Club le Jimmy´z amenizada con un concierto y una divertida tómbola solidaria, que tenía como objetivo recaudar fondos para la lucha contra el sida. Una fiesta de etiqueta a la que Charlene Wittstock acudió vestida con un elegante vestido negro con escote en V. La segunda convocatoria benéfica que contó con la presencia de la pareja fue la anual Gala benéfica del Club Internaciona de Alemania, celebrada anoche en el hotel Hermitage de Mónaco. Las constantes muestras de cariño del príncipe Alberto hacia su chica, que lució para la ocasión un vestido lencero azul Klein, suscitaron nuevos rumores de un próximo anuncio de compromiso. Los fondos se destinaron a la fundación del Príncipe Alberto II.


  • Compartir esta noticia:
  • Añadir a del.icio.us
  • Añadir a marcadores de google
  • Añadir a menéame
  • Añadir a YahooMyWeb
  • Añadir a fresqui
  • buscar en Technorati
  • Agregar esta página a Mister Wong


¿Qué es esto?