Desde que el pasado mes de mayo contrajera nupcias con el príncipe Joaquín de Dinamarca, podría decirse que Marie Cavallier no ha ganado para “disgustos”
Pulse sobre la imagen para ver las ampliaciones de las fotos

Nada más debutar oficialmente como Princesa comenzaron las comparaciones con su cuñada, la princesa Mary

UN MAL COMIENZO PARA LA PRINCESA MARIE DE DINAMARCA

Dos meses después de haber contraído matrimonio con el príncipe Joaquín, la nuera de la Reina Margarita afronta críticas y escandalosos rumores

24 JULIO 2008
Nadie le dijo que ser Princesa fuera a ser fácil, aunque tampoco tan difícil y mucho menos que tuviera que afrontar, en tan poco tiempo, tantos y tan dolorosos dimes y diretes.
Y es que, desde que el pasado mes de mayo contrajera nupcias con el príncipe Joaquín de Dinamarca, podría decirse que Marie Cavallier no ha ganado para “disgustos”.
La Princesa empezó a recibir las primeras críticas cuando estaba en plena luna de miel. La prensa danesa apuntaba, por un lado, que se había visto obligada a firmar unas capitulaciones matrimoniales draconianas –en caso de un segundo divorcio se iría con lo puesto-, pero le reprochaba por otro que hubiera impuesto a la Reina la celebración de una boda por todo lo alto cuando la Soberana deseaba -por tratarse del segundo matrimonio de su hijo- un enlace más discreto.
Instalada ya en su señorío de Jutlandia, para iniciar como matrimonio una nueva vida en el castillo de Schackenborg, Marie tardaría apenas unos días en descubrir que no resultaría tan fácil vivir felizmente entre sus botas de campo y sus trajes de gala.
De hecho, nada más debutar oficialmente como Princesa en un sencillo acto en el mismo pueblo de mil habitantes donde residirá, comenzaron las comparaciones con su cuñada, Mary Donaldson.

Al mal tiempo buena cara
Al modo de ver de algunos medios le quedaba un largo camino por recorrer para poder acercarse al “charme” de la Princesa Heredera y, por supuesto, al de la condesa Alejandra, la primera y adorada esposa del Príncipe Joaquín.
Marie, de carácter alegre y optimista, puso “al mal tiempo” buena cara y se preparó para aparecer por primera vez en un acto oficial como miembro de la Familia Real danesa en la capital del Reino.

Una fiesta con "sorpresa"
En el transcurso de éste, su cuñada y futura Reina no sólo compartió con ella todo el protagonismo sino que la guió y protegió durante su presentación oficial como miembro de la Familia Real danesa en la que fue la histórica celebración de los actos del 350º aniversario de la Guardia Real.
Una cita tras la que acudirían todos juntos -la reina Margarita con su esposo, el príncipe Enrique; los príncipes herederos Federico y Mary; el príncipe Joaquín y la princesa Marie- al concierto del Cuerpo de Música y de Tambores de la Guardia Real en la Sala de Conciertos del Tivoli, el popular parque de atracciones de Copenhague; así como a la recepción de gala que tendría lugar posteriormente en el castillo de Rosenborg. Una salida familiar que, para sorpresa de todos los miembros de la Casa real, traería mucha cola con el paso de las semanas.

Los hijos de Joaquín le llaman princesa
Mientras la revista «Svensk Damtiding» preparaba en secreto un escandaloso “bombazo” periodístico, la Reina, sus hijos y sus nueras tomaban un primer respiro en sus vacaciones de verano.
Durante éstas, una vez más la princesa Marie descubriría lo difícil que puede llegar a ser vivir al otro lado del objetivo de una cámara. Los príncipes recibieron a la prensa en el castillo del príncipe Enrique, en Caix, (Francia) para hacerse la fotografía de verano con los pequeños Nicolás y Félix, jugaron a las cartas y pasearon por los jardines.
Parecía que todo había salido perfecto hasta que Dinamarca volvió a inundarse de rumores. Se difundió la idea de que los hijos de Joaquín le llaman Princesa en lugar de Marie y se la señaló, de paso, como la “culpable” del aburrimiento del que la familia disfrutó durante sus vacaciones en Francia.

La imagen del escándalo
Claro que, todavía quedaban algunos días para que llegara lo peor: la salida a los quioscos de prensa de la revista «Svensk Damtiding» con una “provocativa” foto del príncipe Joaquín y su cuñada, la princesa Heredera y un titular: “Escándalo de celos en la Real Casa de Dinamarca» y «Joachim tafsar på Mary! ( que podría traducirse como Joaquín toquetea Mary)». La información sobre esta noticia llegó a España a través de las páginas de ABC y de la mano de la Corresponsal Carmen Villar quien hizo alusión, en su crónica, a algunas partes del contenido. “Tras los festejos, el recién casado Joaquín, que parecía haber bebido demasiado, se acercó a Mary Donaldson con gesto posesivo… Joaquín agarró a Mary y la besó intensamente. Un contacto físico que no fue fraternal, sino un apasionado y ardiente ataque que terminó con un largo beso en la boca… Aunque parezca chocante, la bella Mary no solamente se dejó besar sino que participó con una sonrisa en la demostración de amor de su cuñado… Mientras tanto Marie con cara de circunstancias pasó el mal rato de la forma más civilizada que pudo”.
Y es que, parece ser que el gran amor de Joaquín de Dinamarca no es su mujer, sino la de su hermano por la que, según la publicación escandinava, “bebe los vientos”.
Después de lo sucedido, la Casa Real -al menos por el momento- no ha tomado medida legal alguna contra esta publicación y, por supuesto, todos han mantenido sus planes como si lo escrito fuera humo.
El próximo día 26, según lo previsto, toda la Familia –incluidas las hermanas de la Reina y sus hijos- Real danesa volverá a reunirse para el posado de verano en la escalinata del palacio de Gråsten. Una imagen muy esperada que, sin duda volverá a dar que hablar.


  • Compartir esta noticia:
  • Añadir a del.icio.us
  • Añadir a marcadores de google
  • Añadir a menéame
  • Añadir a YahooMyWeb
  • Añadir a fresqui
  • buscar en Technorati
  • Agregar esta página a Mister Wong


¿Qué es esto?