La llegada de las invitadas reales al recinto ferial se convirtió en una pasarela de glamour con vaporosos y brillantes trajes de noche
Pulse sobre la imagen para ver las ampliaciones de las fotos

La princesa Mary eligió para la ocasión una prenda de absoluta tendencia, y de carácter muy español, una falda de volantes negra con estampado de flores, que combinó con un cuerpo a tono con escote en V

LA PRIMERA PUESTA DE LARGO OFICIAL DE LA PRINCESA MARIE

La Familia Real danesa al completo presidió la fiesta de gala, celebrada en el recinto ferial Bella Center, con ocasión de los actos conmemorativos del 350º aniversario de la Guardia Real

3 JULIO 2008
A los debuts ya superados de Marie Cavallier como Princesa –su primer compromiso y su primer viaje oficial al extranjero junto a su esposo, el príncipe Joaquín, así como su primer acto público junto a la Familia Real danesa al completo-, hay que añadir otro más: su primera puesta de largo en una cita oficial. Una fiesta de gala, celebrada en el recinto ferial Bella Center, situado a las afueras de Copenhague, con ocasión de los actos conmemorativos del 350º aniversario de la Guardia Real. Tanto el príncipe Henrik como sus dos hijos, los príncipes Federico y Joaquín vistieron uniforme militar para la ocasión. Así que fueron las damas reales –la reina Margarita, sus nueras, las princesas Mary y Marie, y su hermana la princesa Benedicta- las encargadas de dar la nota de color y sofisticación a la velada.

La llegada de las invitadas reales al recinto ferial se convirtió en una pasarela de glamour con vaporosos y brillantes trajes de noche. Ninguno de los atuendos reales era mínimamente parecido a cualquiera de los otros: la princesa Marie, que como debutante desvió el foco de atención hacia sí, apostó para su estreno de largo por una puesta en escena muy a la moda con un vestido azul eléctrico de corte imperio, con escote en V y tirantes al cuello, y, como único complemento, pendientes largos de aire antiguo; la princesa Mary, que se ha convertido en referente de su cuñada en el cargo, también eligió para la ocasión una prenda de absoluta tendencia, y de carácter muy español, una falda de volantes negra con estampado de flores, que combinó con un cuerpo a tono con escote en V, y, como su cuñada, pendientes largos retro; la reina Margarita lució en esta ocasión el look más clásico de los cuatro con un cuerpo rosa chicle, combinado con un fajín verde de cuadros y una falda negra larga hasta los pies, y como complementos, bolso a tono con la falda adornado con una rosa, zapatos plata y echarpe de color marfil, y un collar de perlas de varias vueltas, y la princesa Benedicta optó por uno de los colores de moda, el dorado, para su vestido. Cuatro estilos distintos con una premisa común: la elegancia.


  • Compartir esta noticia:
  • Añadir a del.icio.us
  • Añadir a marcadores de google
  • Añadir a menéame
  • Añadir a YahooMyWeb
  • Añadir a fresqui
  • buscar en Technorati
  • Agregar esta página a Mister Wong


¿Qué es esto?