La princesa Elisabeth toma en brazos a la pequeña Eleonor, la reina de la casa, ante la atenta mirada de su madre y su hermano, el príncipe Emmanuel, durante su visita al zoo de Amberes
Pulse sobre la imagen para ver las ampliaciones de las fotos

La princesa Elisabeth divirtiéndose de lo lindo en una de las atracciones del zoo

MATILDE Y FELIPE DE BÉLGICA COMIENZAN CON SUS CUATRO HIJOS SUS VACACIONES DE VERANO

Los Príncipes Herederos disfrutaron como niños junto a sus pequeños durante su visita al zoo de Amberes en su primer día libre

1 JULIO 2008
Las tradiciones no se rompen con facilidad, pero las reales, menos aún. Una de estas sagradas para los príncipes Felipe y Matilde de los belgas es comenzar la temporada estival junto a sus pequeños con unas vacaciones por su futuro reino, ya que consideran que es muy importante que sus hijos conozcan bien su propio país. Los Herederos inauguraron las de este año ayer llevando a sus cuatro vástagos –la princesa Elisabeth (de seis años), el príncipe Grabriel (de cuatro), el príncipe Emmanuel (de dos) y la princesa Eleonor (de dos meses de edad)- de visita al zoo de Amberes, donde posaron para una sesión de fotográfica. He ahí otra costumbre real: el posado veraniego. No en vano, algunas otras Familias Reales de Europa aprovechan también los primeros días de asueto para unos retratos oficiales con el fin de evitar ser molestados por la prensa en sus días de descanso privado.

Los Príncipes visitaron el zoológico como una familia más. Las fotos de la visita real, planificada desde hace semanas, muestran el recorrido de unos visitantes ilusionados y entusiasmados con cada atracción. Todos, adultos y pequeños, se lo pasaron en grande y disfrutaron especialmente con el espectáculo de las focas y los leones marinos. La princesa Matilde, que dio a luz apenas hace dos meses, eligió ropa cómoda para disfrutar de un día dedicado por completo a sus hijos: pantalón recto, camisola en tono granate y zapatos muy cómodos. El príncipe Felipe vestía chaqueta marrón, camisa de cuadros en tonos azules y vaqueros. La princesa Elisabeth llevaba un precioso vestido azul y verde y rebeca blanca, sus dos hermanos compartían atuendo de pantalones cortos, camisa de cuadros y jersey azul claro y la reina de la casa, que no se perdió su primera gran aventura familiar, de rosa y muy bien equipada con gorrito para el sol. El verano sólo acaba de empezar.


  • Compartir esta noticia:
  • Añadir a del.icio.us
  • Añadir a marcadores de google
  • Añadir a menéame
  • Añadir a YahooMyWeb
  • Añadir a fresqui
  • buscar en Technorati
  • Agregar esta página a Mister Wong


¿Qué es esto?