Don Felipe bajó del avión Hércules del Ejército en el que realizó el viaje con chaleco antibalas y casco al igual que el resto de la delegación española y atravesó en coche blindado la ciudad de Herat de más de 35.000 habitantes
Pulse sobre la imagen para ver las ampliaciones de las fotos

La visita del Príncipe se ha producido cuatro días después de que una patrulla del TRT matara el sábado a seis insurgentes afganos e hiriera a otros tantos al repeler un ataque en Jayrjana

EL PRÍNCIPE FELIPE VISITA POR SORPRESA LAS TROPAS ESPAÑOLAS EN AFGANISTÁN

17 JUNIO 2008
Don Felipe no quería cerrar el curso laboral con compromisos pendientes. Como era la visita a soldados españoles en misiones de paz, que tenía previsto hacer en enero por su 40º cumpleaños. Un encuentro en el Líbano, que impidieron entonces las malas condiciones metereológicas y que tuvo que realizarse a distancia a través de la técnica, por vídeoconferencia.

Hoy, el Príncipe de Asturias ha vuelto nuevamente su mirada a las tropas españolas y se ha presentado esta mañana en la localidad afgana de Qala-e-Now para una visita relámpago y sin anunciar con el fin de conocer de boca sus propios protagonistas cómo es la vida de los 726 militares españoles que colaboran en la seguridad y reconstrucción del cuarto país más pobre del mundo. Una visita que se ha producido justo cuatro días después de que una patrulla del TRT matara el sábado a seis insurgentes afganos e hiriera a otros tantos al repeler un ataque en Jayrjana, al este de Badghis, cuando se encontraba realizando su labor junto a un grupo de policías locales. Don Felipe, que ya estuvo en Mostar (Bosnia) e Istok (Kosovo) en 2002, en el marco de un viaje que realizó por las instituciones de defensa y seguridad de la OTAN y la Unión Europea, ha permanecido unas horas con los soldados españoles.

El Heredero de la Corona española, acompañado por el Jefe del Estado Mayor de la Defensa, Félix Sanz; el Secretario de Estado de Defensa, Constantino Méndez, y el director general de la AECID, Juan Pablo de la Iglesia, estuvo cerca de una hora en Qala-e-Now con los 220 militares del Equipo de Reconstrucción Provincial (TRT) de la Fuerza Internacional de Asistencia para la Seguridad de Afganistán (IFAS) antes de trasladarse a Herat -ambas al oeste del país- y conocer la base de Camp Arena, en donde estuvo el pasado 31 de diciembre el Rey. Don Felipe bajó del avión Hércules del Ejército en el que realizó el viaje con chaleco antibalas y casco al igual que el resto de la delegación española y atravesó en coche blindado la ciudad de Herat de más de 35.000 habitantes. En la base fue recibido con honores por el Jefe de la TRT, Pedro Pérez García, y después de escuchar los himnos nacionales y de la Legión y de saludar a los mandos, recorrió las instalaciones y conversó con los militares, que colaboran en misiones de paz en el exterior en una de las zonas más conflictivas del mundo.


  • Compartir esta noticia:
  • Añadir a del.icio.us
  • Añadir a marcadores de google
  • Añadir a menéame
  • Añadir a YahooMyWeb
  • Añadir a fresqui
  • buscar en Technorati
  • Agregar esta página a Mister Wong


¿Qué es esto?