Los príncipes Federico y Mary, con sus hijos, Christian e Isabella, a su llegada a Haderslev, la primera parada en este crucero de tres días por Dinamarca
Pinche sobre la imagen para ver las ampliaciones y más fotografías

A su llegada, los Príncipes Herederos de Dinamarca recibieron una calusosa bienvenida y recorrieron las calles de Haderslev

LA PRINCESA ISABELLA SE EMBARCA POR PRIMERA VEZ, JUNTO A SUS PADRES, EN UN CRUCERO POR DINAMARCA

Los príncipes Federico y Mary han iniciado un viaje oficial a bordo del Dannebrog con sus hijos

17 JUNIO 2008
La princesa Mary de Dinamarca parece que se ha apuntado por una vez al modelo de agenda de doña Letizia: apretada hasta los dientes. La Heredera danesa, como suele hacer su homóloga española, ha cumplido con una maratoniana semana laboral que se traduce en gran número de apariciones públicas con motivo de un nuevo proyecto de la fundación que lleva su nombre a favor de las mujeres, con ocasión del centenario de una organización pediátrica, y como invitada junto a su esposo, el príncipe Federico, a la boda de Marie Louise Flamand, hermana de la secretaria privada de la Princesa, Caroline Heering, con Marc Høm. Pero la semana no ha llegado siquiera al ecuador y, como cierre, los Herederos tenían previsto seguir trabajando con la misma intensidad con un viaje de tres días por Dinamarca a bordo del barco real Dannebrog. Comparten con ellos la inolvidable travesía sus hijos, Christian, que cumplirá tres años en octubre, e Isabella, de uno, que es la primera vez que disfruta de un crucero por su país, quienes esperarán a bordo a los Principes mientras éstos atienden jornadas llenas de compromisos.

La primera parada ha sido en la localidad de Haderslev, al este de Jutlandia, donde han paseado por las calles saludando a los ciudadanos, que les han entregado algunos ramos de flores. La princesa Mary lució un vestido blanco y una chaqueta de media manga de color rosa, mientras que su marido llevó el traje de la marina. A continuación, se desplazaron a las instalaciones donde el Ejército del Aire danés guarda sus cazas F-16. Aquí Federico se reencontró con antiguos compañeros de sus tiempos en el ejército; entre ellos, el jefe del escuadrón de cazas 730, el mayor Nick Kenneth Hansen, quien fue su instructor de vuelo.

El Dannebrog seguirá viaje mañana con rumbo a Svendborg, en la isla de Fionia. Allí, Mary de Dinamarca visitará una escuela, mientras su esposo se acercará al Museo de Historia Natural. Por la tarde, la pareja irá a la vecina isla de Langeland a ver un parque eólico. La última jornada de viaje tendrá como destino la isla de Nykøbing Falster, y se abrirá de nuevo con un programa de actos separados: la Princesa visitará una casa de cultura para niños y el Príncipe, una empresa. Mary y Federico admirarán luego la catedral de Maribo, donde el Heredero danés inaugurará después las nuevas instalaciones del club de kayak local y Mary Donaldson se acercará al convento de Santa Brígida.

Cada una de las tres jornadas se cerrará con una recepción para un grupo de invitados selectos a bordo del barco real. Es la tercera vez que los príncipes herederos realizan un crucero de verano oficial a bordo del Dannebrog: la primera fue en 2004, justo después de su boda, cuando recorrieron en barco Dinamarca; la otra, hace dos años, les llevó a la isla danesa de Bornholm, situado junto a las costas suecas en el mar Báltico, donde viajaron con el pequeño Christian.


  • Compartir esta noticia:
  • Añadir a del.icio.us
  • Añadir a marcadores de google
  • Añadir a menéame
  • Añadir a YahooMyWeb
  • Añadir a fresqui
  • buscar en Technorati
  • Agregar esta página a Mister Wong


¿Qué es esto?