Su trabajo consistirá en asesorar en sus compras a ricos magnates, futbolistas y celebridades que reservan por adelantado sus visitas al famoso almacén de la calle de Oxford de Londres
Pulse sobre la imagen para ver las ampliaciones de las fotos

La princesa Beatriz se ha comprometido también en su año sabático a ejercer de embajadora junior de la organización benéfica Niños en Crisis, que fundó hace 15 años su madre, Sarah Ferguson

LA PRINCESA BEATRIZ, ASESORA DE COMPRAS DE LAS ESTRELLAS

La primogénita de los Duques de York trabajará lo que queda del mes, de nueve a cinco, en Selfridges, el conocido establecimiento de Oxford Street

8 MAYO 2008
El año sabático de la princesa Beatriz antes de comenzar el próximo otoño la Universidad está siendo un año de reflexión sobre su futuro y de prácticas en diferentes ámbitos profesionales, pero no vacío. La hija mayor del príncipe Andrés de Inglaterra y de Sarah Ferguson, quinta en la línea al trono, tiene desde ayer un nuevo trabajo en Selfridges como vendedora personal de la clientela VIP del conocido establecimiento.

Su trabajo consistirá en asesorar en sus compras a ricos magnates, futbolistas y celebridades que reservan por adelantado sus visitas al famoso almacén de la calle de Oxford de Londres. La presencia de la nieta de la reina Isabel, que trabajará en el citado comercio de nueve de la mañana a cinco de la tarde lo que queda del mes, sorprendió a algunos de los clientes que la vieron en la tienda en su primer día de trabajo yendo de un lado para otro. "La vi apresurada, con una brazada de ropa, dirigiéndose hacia la sección de Gucci. Pensé: 'Mira, parece Fergie'. Entonces, caí que que se trataba de su hija mayor, la princesa Beatriz", declaró una particular.

Un magnífico debut
Para la hora de comer, la primogénita de los Duques de York, que lució un moderno vestido de color negro y complementos –cinturón grande y zapatos planos- a tono, había vendido un vestido de verano de Matthew Williamson de más de 1.000 euros, una chaqueta de Burberry de 400 y un par de pantalones de vaqueros de James de más de 200.

El príncipe Guillermo, que trabajó durante su año sabático en una carnicería en Chatsworth House, hizo uso de este mismo servicio para regalar unos pendientes a su novia, Kate Middleton, poco antes de Navidad. Su prima se ha comprometido también a ejercer de embajadora junior de la organización benéfica Niños en Crisis, que fundó hace 15 años su madre, Sarah Ferguson.

Volverá a hincar codos en otoño cuando comience un curso de diseño de moda en la Universidad. Para entonces, la princesa Beatriz se habrá trasladado a la casa que acaba de comprarse en el exclusivo Sloane Square de Londres. Un piso, de siete millones de euros, exterior, espacioso (215 metros cuadrados) y con techos altos, que consta de cinco dormitorios, una terraza de 9 metros cuadrados y un pequeño jardín.


  • Compartir esta noticia:
  • Añadir a del.icio.us
  • Añadir a marcadores de google
  • Añadir a menéame
  • Añadir a YahooMyWeb
  • Añadir a fresqui
  • buscar en Technorati
  • Agregar esta página a Mister Wong


¿Qué es esto?