Carla, que llegó vistiendo camisa negra de manga corta y pantalón beis, con bolso a tono, siguió la norma y se cubrió la cabeza con un chador marrón en su visita a una mezquita
Pulse sobre la imagen para ver las ampliaciones de las fotos

Carla Bruni se metió en el bolsillo a los lugareños al mostrarse respetuosa con las tradiciones tunecinas, cercana con sus conciudadanos y afectuosa con los niños

CARLA BRUNI, UNA PRIMERA DAMA CON VELO EN TÚNEZ

La esposa del Presidente de Francia, Nicolás Sarkozy, ha seguido la tradición musulmana de cubrirse la cabeza durante su viaje oficial a la capital tunecina

30 ABRIL 2008
Las previsiones se han cumplido: una gran mayoría de objetivos fotográficos han desviado su trayectoria hacia la Primera Dama de Francia, Carla Bruni, en su visita de Estado de tres días a Túnez junto a su esposo, el presidente Nicolás Sarkozy. Volvió a brillar con luz propia y se metió en el bolsillo a los lugareños al mostrarse respetuosa con las tradiciones tunecinas, cercana con sus conciudadanos y afectuosa con los niños.

Una de las primeras muestras de la popularidad del matrimonio presidencial se produjo a lo largo de su paseo por la medina de Túnez, un grupo de callejuelas y casas típicas situadas en el centro de la capital. Los Sarkozy, que recorrieron acompañados por siete ministros el centro de la localidad y escucharon música tradicional, a menudo se vieron obligados a interrumpir la caminata para saludar y dedicarles algunas palabras a la multitud que se agolpaba y les vitoreaba a su paso.

La cara más tierna de Carla Bruni
Cumpliendo con el código musulmán de vestimenta femenina, y fiel a su naturalidad y simpatía, Carla Bruni se ha dejado encantar por las maravillas de la mezquita Zitouna Mosquée, junto a la modelo Farida Khelfa, durante la visita que ha realizado a este templo religioso como una lugareña más. Carla, que llegó vistiendo camisa negra de manga corta y pantalón beis, con bolso a tono, ha seguido la norma y se ha cubierto la cabeza con un chador marrón –el tradicional velo con que las mujeres musulmanas se cubren la cabeza y parte del rostro.

Tras esta visita Bruni se desplazó a visitar la asociación de niños SOS Gammarth, donde se interesó por la situación de los pequeños tunecinos. Acostumbrados a ver las mil y una caras de la ex top model en publicidad y en las portadas de sus discos, en este viaje hemos descubierta una nueva Carla, amiga de los niños indefensos. Allí se pudo ver a la Primera Dama charlar con una familia tunecina y con varios niños, a uno de los cuales tomó cariñosamente en brazos. Mientras Carla mostraba al mundo su lado más tierno, su marido llegaba a importantes acuerdos sobre la inmigración y otras materias con sus anfitriones, al reunirse con los representantes del Gobierno tunecino y firmar un tratado de cooperación nuclear entre Francia y Túnez.


  • Compartir esta noticia:
  • Añadir a del.icio.us
  • Añadir a marcadores de google
  • Añadir a menéame
  • Añadir a YahooMyWeb
  • Añadir a fresqui
  • buscar en Technorati
  • Agregar esta página a Mister Wong


¿Qué es esto?