La princesa Máxima volvió a poner de manifiesto su sentido del humor en su última aparición pública en el Instituto de Estudios Sociales de La Haya
Pulse sobre la imagen para ver las ampliaciones de las fotos

LA PRINCESA MÁXIMA, DE ROJO Y CUERO EN LA HAYA

2 ABRIL 2008
El maquillaje que embellece más es una sonrisa sincera, como las de la princesa Máxima. Si hay algo que caracteriza a la futura Reina de Holanda es precisamente su espíritu alegre y jovial, que le proporciona una belleza natural imponente. Cualidades que, además, la convierten en el mejor puntal de la Familia Real holandesa a la hora de conferir aire fresco a los compromisos oficiales. Volvió a ponerlo de manifiesto en su último acto público, en el Instituto de Estudios Sociales de La Haya.

Apareció de rompe y rasga. Además de fragante sonrisa, la Princesa de Orange lució para la ocasión un atrevido atuendo: un conjunto granate de chaqueta corta y falda de cuero. La Heredera presidía el discurso de la académica mozambiqueña Alcinda Honwana, que este año ocupa la Cátedra Príncipe Claus. La disertación giró en torno al tema en el que está especializada la doctora Honwana: la resolución de conflictos bélicos y la posterior reconciliación en los países africanos. Máxima de Holanda estuvo presente en calidad de Presidenta de la comisión que selecciona cada año a un científico de África, Asia, Hispanoamérica y el Caribe especializado en estudios relacionados con la economía y la sociedad de países en vías de desarrollo. Al acto también acudieron varios ministros y el alcalde de La Haya, Jozias Van Aartsen.


  • Compartir esta noticia:
  • Añadir a del.icio.us
  • Añadir a marcadores de google
  • Añadir a menéame
  • Añadir a YahooMyWeb
  • Añadir a fresqui
  • buscar en Technorati
  • Agregar esta página a Mister Wong


¿Qué es esto?