La Familia Real ha vuelto a elegir Palma de Mallorca como destino para sus vacaciones de Semana Santa. Las Infantas disfrutaron de una tarde del sábado de compras
Pinche sobre la imagen para ver las ampliaciones

La hija menor del Rey salió el pasado viernes a navegar para ver la última prueba del Trofeo Princesa Sofía de Vela, junto a sus tres hijos varones y su marido, Iñaki Urdangarín

LA FAMILIA REAL DISFRUTA DE LA SEMANA SANTA EN PALMA DE MALLORCA

A lo largo de la semana han ido incorporándose las Infantas Elena y Cristina, Iñaki Urdangarín y sus respectivos hijos

23 MARZO 2008
La Familia Real ha viajado hasta Palma de Mallorca para disfrutar de sus vacaciones de Semana Santa. Ya es tradición que los Reyes elijan esta isla balear como destino de estos días festivos. Allí, asisten a actos y se reunen para pasar el tiempo en familia. Don Juan Carlos y doña Sofía asistieron el pasado viernes a la entrega de los premios de vela. Ayer, la Reina dedicó la tarde a pasear por el centro de Palma con su hermana, Irene de Grecia.

Tambien han viajado a Palma las infantas Elena y Cristina junto a sus hijos. La hija menor del Rey salió el pasado viernes a navegar para ver la última prueba del Trofeo Princesa Sofía de Vela, junto a sus tres hijos varones y su marido, Iñaki Urdangarín. En torno al mediodía y tras haber disfrutado de un periplo por las aguas del mar Mediterráneo, los Duques de Palma regresaron a la base naval de Porto Pí para así poder reunirse con los Reyes en el palacio de Marivent para el almuerzo.

Ya por la tarde, Doña Cristina e Iñaki llevaron a sus hijos a la procesión de la capital balear. Les acompñaron sus cuatro hijos. La hija del Rey se encargó de explicar a sus tres hijos varones cómo funciona el rito. Mientras tanto, la pequeña Irene no se separó de su padre y siguó atenta la peregrinación. El sábado, como el buen tiempo no les acompañó, cada uno eligió un plan diferente. Las Infantas salieron juntas de compras. Mientras, sus hijos pasaron la tarde en el Parc del Mar. Felipe Juan Froilán, Juan Valentín, Pablo Nicolás, Miguel, Victoria Federica y la pequeña Irene compartieron juegos y risas.

Durante más de dos horas, los niños juguetearon felices en los columpios y, cuando doña Sofía concluyó su paseo no quiso regresar a su residencia en la isla sin antes ir a ver a sus nietos. Tal fue la sorpresa de los pequeños al ver a la Reina llegar al parque que no dudaron en correr hacia ella y le dieron numerosos besos y abrazos.


  • Compartir esta noticia:
  • Añadir a del.icio.us
  • Añadir a marcadores de google
  • Añadir a menéame
  • Añadir a YahooMyWeb
  • Añadir a fresqui
  • buscar en Technorati
  • Agregar esta página a Mister Wong


¿Qué es esto?