La princesa Matilde se mostró muy afectada al hablar del día en que su hermana Alix, de 22 años, y su abuela, la princesa Sophie Marie Sapieha, de origen polaco y de 77 años, fallecieron en un accidente de coche
Pulse sobre la imagen para ver las ampliaciones de las fotos

La princesa Matilde, futura Reina de los Belgas y madre de tres hijos (Elisabeth, Gabriel y Emmanuel) y de un cuarto que viene en camino, reconoció que, diez años después del accidente, sigue sufriendo como el primer día por la muerte de su hermana

MATILDE DE BÉLGICA: ÍNTIMAS Y DOLOROSAS CONFIDENCIAS

La futura Reina de los belgas contó en un programa de televisión la dramática experiencia que vivió tras la muerte de su hermana en un accidente automovilístico

6 MARZO 2008
Hay heridas que nunca curan. Que no cierran por más que el tiempo pase, como las del corazón por las ausencias de los seres queridos. Así lo reconoció la princesa Matilde, esposa del príncipe Felipe de Bélgica, al recordar, con profunda emoción, la dramática experiencia que se vivió en su familia tras el accidente de tráfico que le costó la vida a su hermana Marie-Alix y a su abuela en agosto de 1997.

"Nunca jugará con mis hijos"
Los futuros Reyes de Bélgica fueron los protagonistas del programa En la carretera con... en el que trataron de sensibilizar a la población sobre los riesgos de la carretera, especialmente entre los jóvenes, ya que los accidentes son la primera causa de mortandad entre este grupo de población en el país belga. Pero a la Princesa las estadísticas de siniestros le tocan de cerca y le arrancan las memorias más dolorosas de su vida. La Heredera se mostró muy afectada al hablar del día en que su hermana Alix, de 22 años, y su abuela, la princesa Sophie Marie Sapieha, de origen polaco y de 77 años, fallecieron al ser arrollado el pequeño utilitario en el que viajaban por un camión.

La princesa Matilde, futura Reina de los Belgas y madre de tres hijos (Elisabeth, Gabriel y Emmanuel) y de un cuarto que viene en camino, habló acerca de sus propias experiencias para romper el hielo con los chicos que están siguiendo una dura rehabilitación, así como con algunos de esos jóvenes que tienen que vivir con alguna limitación física. Reconoció que, diez años después del accidente, sigue sufriendo la muerte de su hermana como el primer día; que el tiempo por más que pase no cura la herida; que le gustaría que conociera a sus hijos y que no puede asumir que Alix "nunca jugará con mis pequeños". Íntimas y dolorosas confidencias de una Princesa marcada por el vacío insalvable que dejó en su corazón la partida de su hermana.


  • Compartir esta noticia:
  • Añadir a del.icio.us
  • Añadir a marcadores de google
  • Añadir a menéame
  • Añadir a YahooMyWeb
  • Añadir a fresqui
  • buscar en Technorati
  • Agregar esta página a Mister Wong


¿Qué es esto?