Carlos de Inglaterra y el príncipe Guillermo recogieron a Harry a su llegada a la base aérea de Oxfrodshire. El Príncipe de Gales afirmó ante la prensa sentirse 'muy orgulloso de su hijo menor'
Pinche sobre la imagen para ver las ampliaciones

El príncipe Harry no ha visto con buenos ojos su retirada de la primera línea de fuego de la provincia afgana de Helmand

EL PRÍNCIPE CARLOS, UN PADRE ORGULLOSO

El heredero al trono inglés recogió a su hijo menor, el príncipe Harry, a su llegada a Inglaterra tras abandonar Afganistán

2 MARZO 2008
La aventura del príncipe Harry como soldado en Afganistán ha terminado debido a la filtración de su localización exacta a través de la prensa. Tanto por su seguridad como por la de sus compañeros, el Ejército vio oportuna su retirada. Tras un viaje en avión junto a otros soldados, el joven volvió a poner los pies ayer en Inglaterra. Eran las 11:29 horas de la mañana, hora local. Fue recibido por su padre, el príncipe Carlos y su hermano, el príncipe Guillermo. Juntos, salieron de la terminal de la base aérea de Brize Norton, en Oxfordshire.

Algo enfadado y molesto por la decisión tomada, el príncipe Harry no quiso hacer declaraciones. Quien sí hablo para los medios fue su padre. Según aseguran hoy los diarios ingleses, Carlos de Inglaterra dijo sentirse "enormemente orgulloso" de su hijo. "Ahora sé lo que sienten las familias cuando uno de sus hijos parte para prestar servicio", dijo. El Príncipe de Gales confesó que se siente "mucho más tranquilo ahora que ha vuelto de una sola pieza".

Un secreto díficil de guardar
Antes de abandonar la base aérea, el heredero al trono inglés afirmó sentirse también algo frustrado "por la repentina e inesperada salida de Harry ya que él pensaba regresar con el resto de su regimiento". El príncipe Carlos destacó que ha sido muy difícil mantener el destino de Harry en secreto. "Fue complicado permanecer callado, sobre todo cuando alguien se me acercaba y me decía que yo debía sentirme desgraciado sabiendo que mi hijo jamás podría servir en el extranjero". Paradójicamente, el príncipe Harry ya estaba en Afganistán luchando por su país.

Para finalizar, el Príncipe de Gales dedicó unas palabras a los soldados que actualmente sirven a Inglaterra en cualquier parte del mundo. "El hecho de que lo hagan con tan buen humor y dedicación es extraordinario y les debemos una muestra de gratitud por desarrollar su labor de una forma tan extraordinaria", aseguró.


  • Compartir esta noticia:
  • Añadir a del.icio.us
  • Añadir a marcadores de google
  • Añadir a menéame
  • Añadir a YahooMyWeb
  • Añadir a fresqui
  • buscar en Technorati
  • Agregar esta página a Mister Wong


¿Qué es esto?