Nicolás Sarkozy y Carla Bruni desplegaron buen hummor y complicidad en su primer viaje oficial juntos
Pulse sobre la imagen para ver las ampliaciones de las fotos

El derroche de risas, bromas y confidencias que el Presidente y la Primera Dama de Francia han desplegado en Sudáfrica ponen de manifiesto que la pareja sigue como de 'luna de miel', tras su reciente boda

NICOLÁS SARKOZY Y CARLA BRUNI, RISAS Y CONFIDENCIAS EN SU VIAJE OFICIAL A SUDÁFRICA

29 FEBRERO 2008
Nicolás Sarkozy y Carla Bruni, Presidente y Primera Dama de Francia, han mostrado su imagen más solemne y protocolaria en discursos, reuniones y visitas durante su estancia en Sudáfrica, pero también han aderezado su primer viaje de Estado juntos con su mejor sonrisa. Han regalado al mundo material gráfico propiamente oficial de su paso por el continente negro, pero también extraoficial con un derroche de risas, bromas y confidencias que ponen de manifiesto que la pareja sigue como de luna de miel, tras su reciente boda el pasado 2 de febrero.

Bueno humor y confidencias
Se esmeraron en ofrecer lo mejor de sí mismos en esta primera cita oficial juntos en el extranjero y mostraron verdadera entrega e interés tanto en los compromisos de su agenda oficial conjunta como en los respectivos de cada uno. Así, mientras el mandatario francés se entrevistaba con su homólogo, Thabo Mbki, la ex modelo y cantante Carla Bruni se estrenó a nivel internacional en su papel de Primera Dama con una visita a una de las cinco cooperativas de comercio justo de Khayelitsha, un asentamiento de la capital sudafricana. Bruni, metida en su papel, repartió sonrisas y se dejó fotografiar con las trabajadoras.

De nuevo juntos, Nicolás Sarkozy, con traje y corbata oscuros, y Carla, muy guapa con un vestido negro de pico y pelo suelto, visitaron el centro Gugulethu, situado cerca de la ciudad de Cabo, que se encarga de ayuda a enfermos de Sida. La pareja presidencial atendió a los responsables del centro y se preocuparon por algunos de los enfermos, a los que dieron muchos ánimos. Y, entre compromiso y compromiso, visita y visita, además de dedicación, no faltó tampoco ni buen humor ni complicidad.


  • Compartir esta noticia:
  • Añadir a del.icio.us
  • Añadir a marcadores de google
  • Añadir a menéame
  • Añadir a YahooMyWeb
  • Añadir a fresqui
  • buscar en Technorati
  • Agregar esta página a Mister Wong


¿Qué es esto?